La estrategia económica de Podemos va en la buena dirección pero puede, y debe, ir más allá

En el documento de Podemos, elaborado por los profesores Navarro y Torres,  hay muchos elementos positivos desde la perspectiva de la prosperidad sin crecimiento,
 da un fuerte respaldo a la redistribución con impuestos más altos para el capital y las rentas altas, una renta  mínima garantizada y límites a las diferencias salariales dentro de las empresas. Si el crecimiento está llegando a su fin, asegurar un mínimo vital para todos y reducir la desigualdad es básico.
¿Austeridad o estímulo?

Esta es la cuestión  para  economistas y gobiernos tras las secuelas de la crisis. En Europa la austeridad no está funcionando ni económicamenteni mucho menos socialmente, excepto  para proteger  la riqueza del 1%. En E.E.U.U. se evitó lo peor con las medidas de estímulo impulsadas  por la deuda, pero la recuperación aún está por llegar, lo que indica un estancamiento secular”. Tal como hemos argumentado  en  “Decrecimiento. Un vocabulario para una nueva era”el propio dilema austeridad vs. estímulo ha quedado obsoleto. Hemos entrado en una nueva era en la cual relanzar el crecimiento, ya sea por medio de la austeridad o del estímulo, no es posible ni sostenible. El rápido crecimiento de la posguerra en Occidente es una excepción histórica, resultado de una reconstrucción después de una catástrofe sin precedentes. Un crecimiento anual del 2% duplica la economíaen 35 años. Al paso al que se están agotando los recursosnaturales baratos, cada vez se hace más difícil mantener este ritmo. Del mismo modo, va a ser muy difícil que demanda e inversiones continúen doblándose en cada generación y, más aún, en las economías maduras. En la década de 1980 y 90 las altas tasas de crecimiento se pudieron mantener a base de burbujas, productos financieros ficticios y de deuda pública y privada, postergando las consecuencias para el futuro. Pero incluso si el crecimiento continuado fuera posible, no sería deseable. Es causa directa del cambio climático y  por encima de un cierto nivel de riqueza tiene más costes que beneficios sociales sin hacernos más felices. Sin embargo, para el economista Tim Jacksonla cuestión central de nuestra época no es austeridad o estimulo, sino como garantizar la prosperidad sin crecimiento, en otras palabras, cómo hacer que el decrecimiento sea estable.

En este terreno, no esperamos  nada de los conservadores o socioliberales que gobiernan Europa. Ambos han abrazado, más o menos, la austeridad con algunos gastos para clientelas seleccionadas. La izquierda tradicional, socialista o keynesiana, está también apegada a la idea del desarrollo de las fuerzas de producción.  Los Verdes, en los lugares donde gobiernan, como en Alemania, apuestan por el mito del “crecimiento verde”. En otros países donde son más radicales, como en España o en Grecia, donde sí hablan de decrecimiento, tienen desafortunadamente una escasa influencia electoral. Así que cuando Podemos, un nuevopartido de izquierda radical formado por treintañeros, nacido de las Universidades y las plazas ocupadas y desde hace unos meses encabezando lasencuestas en España, lanza su estrategia económica, se tiene  curiosidad y esperanza por si se va a apostar por algo distinto. En el documento de Podemos, elaborado por los profesores Navarro y Torres, y publicado el pasado mes, hay muchos elementos positivos desde la perspectiva de la prosperidad sin crecimiento, aunque este no sea  su objetivo.
En primer lugar, da un fuerte respaldo a la redistribución con impuestos más altos para el capital y las rentas altas, una renta  mínima garantizada y límites a las diferencias salariales dentro de las empresas. Si el crecimiento está llegando a su fin, asegurar un mínimo vital para todos y reducir la desigualdad es básico.
En segundo lugar, el documento apela a los  impuestos para frenar las transacciones financieras y la especulación en bolsa y propone una serie de reformas en el sistema bancario para desviar la capacidad de financiación desde las  burbujas hacia las necesidades reales de las pequeñas empresas y las clases trabajadoras. Dirigir las finanzas hacia las necesidades reales con valor social añadido es un paso básico hacia la prosperidad
En tercer lugar, apela al debate democrático para reestructurar y cancelar parte de la deuda privada y pública. De hecho, como argumenta Federico Demaria, no se puede obligar a la economía a crecer artificialmente solo para pagar las deudas que alimentaron el crecimiento ficticio del pasado; parte de la deuda tiene que ser cancelada.
En cuarto lugar, el documento propone una semana laboral de 35 horas. En una economía sin crecimiento, sólo se pueden crear más puestos de trabajo si todos nosotros trabajamos  menos.
En quinto lugar, el documento llama a un cambio en las inversiones hacia las industrias limpias y las energías renovables, imponiendo una moratoria a todos los  megaproyectos en infraestructuras desorbitadamente costosos y corruptos. Esto es parecido  a lo que Naomi Klein llama “decrecimiento selectivo”. También cambia el objeto de la inversión pública hacia  el cuidado y la educación y llama al apoyo de las cooperativas. En una economía de crecimiento nulo o bajo, las cooperativas tienen una ventaja natural: no requieren ganancias crecientes. Y en un contexto de desempleo, los sectores intensivos en trabajo dedicados al cuidado proporcionan más empleo y de mayor valor social.

Los grupos de trabajo de Podemos yun proceso de consulta concretarán la implantación de la estrategia. Una cuestión clave es cómo se va a reestructurar la deuda  privada y pública. No debe ocurrir, como ha ocurrido en Grecia o Chipre, que sean losacreedores o los deudores ricos quienes se beneficien y los pequeños ahorradores, españoles o  extranjeros, los que pierdan. El documento llama también a mejorar la eficiencia del sector público pero, aparte de las buenas intenciones, no concreta ninguna nuevaalternativa de izquierdas a los recortes de los neoliberales, las privatizaciones y la externalización. Se pierde una oportunidad para tomar ideas e inspiración de la floreciente economía cooperativa en España, en la que los grupos de ayuda mutua organizan soluciones asequibles para la salud, educación, alimentación, vivienda o servicios. Estas soluciones podrían regenerar los servicios de bienestar, reduciendo sus costes de manteniendo y profundizando en su carácter público.

El estímulo al consumo está en el núcleode la estrategia, pero los autoreshacen hincapié en que buscan un consumo ecológicamente sostenible. No quieren volver  al período anterior a la crisis con un crecimiento impulsado por la deuda y destructor del  medioambiente. Sin embargo, no está claro cómo ni por qué van a obtener este resultado a partir de la combinaciónde políticas propuesta. Sin ninguna otra medida complementaria la reducción de la deuday la mejora de los flujos de créditopueden relanzar el crecimiento insostenible. La reducción de las horas de trabajo puede liberar tiempo para el consumo material. ¿Qué va a hacer Podemos si de nuevo comienza un crecimiento insostenible?El paquete de medidas propuesto necesita ser complementado con las siguientes medidas:
Primero, límites obligados al  total del  carbono y de los materiales  empleados en la economía española (incluyendo los incorporados  en los productos importados) y   límites a la presión ambiental, como el total de tierras que pueden ser urbanizadas, el agua utilizada en la agricultura o las nuevas instalaciones turísticas permitidas.
Segundo, prohibición de las mega-infraestructuras que debería extenderse a una moratoria de todos los proyectos perjudiciales ambientalmente, como nuevas presas, minas o promociones inmobiliarias (hay muchas viviendas vacías que pueden ocuparse antes de empezar a construir de nuevo).
Tercero, es necesario aplicar controles más estrictos en materia de publicidad.
Cuarto y más importante, se necesita un cambio en la fiscalidad, reduciendo los impuestos sobre el trabajo y redirigiéndolos hacia el uso de los recursos, con un diseño favorable a las rentas más bajas.

La pr
osperidad sin crecimiento no es el objetivo de la estrategia, pero puede ser su resultado. Los autores reconocen que la inversión en el cuidado y la educación a lo mejor no van a aumentar el PIB inmediatamente. Están seguros de que sí lo harán a la larga, pero no dan ningún argumento convincente del por qué. Sea lo que sea, coincido con  Yayo Herrero en que tenemos que “salir de la dicotomía keynesianismo-decrecimiento”. Las políticas públicas y las inversiones también van a ser necesarias en la transición hacia el decrecimiento. Un “keynesianismo” verde no es una mala cosa, aunque como he sostenido en otras partes, es improbable que conduzca al crecimiento. Y las políticas de Navarro-Torres no son Keynesianas estrictamente hablando: ellos no pretenden estimular cualquier consumo, sino el consumo que satisfaga las necesidades básicas. En resumen, las políticas que proponen son buenas, independiente de su efecto sobre el crecimiento. Pero si ignoramos el PIB, como ellos correctamente hacen en su documento, entonces necesitaremos nuevas métricas del bienestar para evaluar el éxito de esas políticas. Y tendremos que asegurar que los objetivos de dichas políticas se puedan alcanzar en el caso de que, tal como yo creo,  el PIB o la actividad económica, de forma más general, se niegue a crecer, lo que significa que Podemos tendría que manejarse con  unos ingresos públicos estancados. Sin crecimiento, una cuestión clave es como se puede asegurar un estándar de vida digno para todos desde la, todavía considerable,  riqueza común aunque no creciente.
En este contexto, será un error si Podemos se rinde en la cuestión de la Renta Básica. El informe de Navarro-Torres sugiere, en su lugar,  una renta mínima garantizada para aquellos que no puedan encontrar trabajo. La ventaja de una renta básica universal como un derecho de la ciudadanía es que elimina el estigma del desempleo. No es un factor disuasorio del trabajo ya que la gente la recibe sin condiciones y proporciona seguridad complementaria para aquellos que quieran trabajar menos horas retribuidas y dedicar más tiempo a la familia, al cuidado, al ocio, al desarrollo personal, al voluntariado  o al trabajo político. Los estudios preliminares muestran que una renta básica mensual de 400 a 600 euros por persona es factible en España sin cambios dramáticos en los impuestos. Si a una Renta Básica le unimos el acceso a un paquete mínimo de recursos (energía, agua, alimentos y vivienda) necesarios para satisfacer las necesidades básicas a  un coste bajo o gratuito garantizado por el Estado, he aquí un nuevo contrato social. Un contrato que puede garantizar la prosperidad de todas y todos sin crecimiento.
Anuncios
Publicado en artículo, Juan Torres López, Pablo Iglesias, podemos, Vicenç Navarro, video | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

“El Banco Central Europeo es un lobby de la banca: no protege a los Estados frente a la especulación de los mercados financieros”

Este artículo muestra el error y/o la falacia de los argumentos que atribuyen la elevada deuda al excesivo gasto público de los Estados, responsabilizando al gasto en el Estado de Bienestar de haber contribuido a la crisis.

Vicenç Navarro

Público.es

Una teoría económica muy extendida es que el máximo obstáculo para la recuperación económica de los países periféricos de la Eurozona es su elevada deuda pública. Constantemente se acentúa que la deuda es la mayor causa de que las economías de estos países (Grecia, Irlanda, Portugal y España) no puedan salir de la crisis. De esta lectura de la realidad surge la necesidad de reducir tal deuda pública a base de recortes de gasto público, que incluye gasto público social, recortes que se consideran especialmente necesarios para estos países periféricos, que son los que supuestamente se han gastado más y, por lo tanto, han generado mayor deuda pública. Todos los gurús económicos que aparecen en los mayores medios de información y persuasión del país –desde TV3 y Catalunya Ràdio hasta el programa La Sexta Noche, Cadena Ser, Radio Nacional de España, y muchos otros-, reproducen esta visión de los riesgos de la deuda y la urgente necesidad de los recortes. Y lo mismo aparece en los medios de análisis económicos, presentados como centros de reflexión económica, llevado a cabo por “expertos”.

El problema con este análisis de la deuda pública es que es erróneo y, como consecuencia, sus políticas públicas de austeridad de gasto público como manera de salir de la crisis han sido un auténtico desastre (aunque los supuestos expertos de Nada es Gratis todavía no se han dado cuenta). Veamos los datos, comenzando por analizar como se inició tal deuda, y veremos si la deuda pública fue o no la causa de la crisis (que es la que se presenta, por lo general, como la mayor culpable).

Pues bien, ni en España ni en Irlanda hay evidencia de que, cuando se inició la crisis, estuvieran invirtiendo demasiado en gasto público. En realidad, su gasto público estaba muy por debajo tanto del promedio de la UE-15 (el grupo de países de mayor desarrollo económico de la UE) como de lo que deberían gastarse por su nivel de riqueza. España se gastaba en el sector público 60.000 millones menos de lo que le correspondería por su nivel de riqueza cuando la crisis empezó en 2007. Estos dos países, además de gastarse menos del promedio de la UE-15 y de lo que podrían y deberían gastarse, tenían un superávit en sus cuentas del Estado. No es de extrañar que ambos países tuvieran una deuda pública por debajo, y no por encima, del promedio. En base a estos datos, ruego a los lectores que escriban a los grandes gurús mediáticos y les pregunten: ¿cómo puede ser que el supuesto excesivo gasto público (el famoso despilfarro de los ciudadanos del Sur de Europa, que tienen demasiadas pensiones y excesivos beneficios sociales) pueda ser la causa de la crisis cuando, en realidad, era un gasto muy limitado? Por favor, llamen a la radio o a la televisión, y háganles esta pregunta.

Es posible que no respondan, pues el único caso al que pueden hacer referencia por el excesivo gasto público (causa de un elevado déficit público) será Grecia. Es el caso que siempre se sacan de la manga. Grecia sí que tenía un déficit público elevado. Y se lo repetirán con fuerza y contundencia para mostrar que esos griegos tenían excesivos derechos sociales (que no tenían los países nórdicos de Europa), que causó el colapso del Estado.

Pero esta respuesta oculta otro dato. En primer lugar, la mayoría de la población griega no goza de los elevados niveles de beneficios sociales que se asume que tienen. En realidad el gasto público social por habitante es de los más bajos de la UE-15 junto con España, Irlanda y Portugal. Que el gasto público y el déficit sean elevados se debe, en gran parte, al gasto militar, causa mayor de su elevada deuda, que no benefició en absoluto a la mayoría de la población griega, y que solo benefició a las oligarquías reinantes de Grecia, a las industrias armamentísticas (incluyendo las alemanas) y a la banca extranjera que financiaba su compra. Entre ellas estaban la banca alemana y la francesa, cuyos gobiernos y medios de persuasión y manipulación presentan ahora la deuda pública griega como consecuencia del desorden y despilfarro de los griegos. La evidencia es abrumadora de que la deuda pública no ha sido causada por el derroche de los ciudadanos indisciplinados, y difícilmente se puede presentar como causa de la crisis.

La deuda privada

Veamos ahora quién ha causado la deuda privada. De nuevo, las explicaciones que dan los gurús son dramáticamente insuficientes, además de erróneas. Vayamos a los datos y analicemos algunos que nunca se miran, como la distribución de las rentas de los países. Podremos ver que en todos estos países ha habido una disminución muy marcada de las rentas del trabajo que ha creado la necesidad de que las familias tengan que pedir crédito de una manera creciente a fin de mantener su nivel de vida. De ahí que las familias estén profundamente endeudadas en cada uno de estos países. Este endeudamiento ha significado el gran crecimiento del sector financiero, es decir, de la banca.

La banca europea, incluida la alemana, ha prestado enormes cantidades de dinero, alimentando así las burbujas. En Irlanda, desde 1999 hasta 2007, los bancos prestaron el equivalente a la mitad de su PIB. Como consecuencia, el precio de la vivienda aumentó el 500%, el mismo porcentaje, por cierto, que en España (ver Conn Hallman, “Europe’s Debt: Lies and Myths”, CounterPunch, 2 de marzo, 2015). Cabe destacar que la mayoría de los bancos que prestaron el dinero eran extranjeros.

Cuando apareció la crisis bancaria de 2008, esta asustó a todos los bancos, que entraron en pánico. Cuando esto ocurrió, los medios de información y persuasión afines a sus intereses (que son casi todos) se movilizaron para promover el mensaje de que “hay que salvar los bancos”. Y así pasó. El Estado irlandés se gastó 30.000 millones de euros aumentando astronómicamente su deuda pública, lo cual fue utilizado por el capital financiero –que estaba siendo salvado por el Estado- para enfatizar que este pago se debía de hacer a costa de la reducción del gasto público social, consiguiendo cargarse el escasamente financiado Estado del Bienestar.

Esta situación ha ocurrido de la misma forma en los países periféricos. En todos ellos se han dado las siguientes características: 1) disminución de las rentas del trabajo; 2) necesidad de endeudarse; 3) aumento del endeudamiento y del sector financiero; 4) crisis del sistema financiero, resultado, en parte, de su comportamiento especulativo; 5) rescate de los bancos; y 6) aumento de la deuda pública. Ha sido, como ha indicado Stiglitz, “la parasitación de la deuda pública por parte de la deuda privada”.

¿Cómo la deuda privada se transforma en deuda pública?

Los Estados han comprado deuda privada para rescatar los bancos. Pero otra dimensión de esta relación entre deuda privada y deuda pública es que los bancos han estado comprando dosis masivas de deuda pública, y ello debido a dos causas. Una es que el descenso de la demanda en la economía productiva y su baja rentabilidad explica que la banca haya ido invirtiendo más y más en actividades especulativas, que tienen mayor rentabilidad, por un lado, y que por otro haya comprado más y más deuda pública, a unos intereses hipertrofiados y escandalosamente elevados. En todos estos países sus Estados tuvieron que pagar unos intereses exuberantes para vender su deuda pública. Esto ha sido la causa del gran crecimiento de la deuda pública. El Banco Central Europeo no es un Banco Central sino un lobby de la banca: no protege a los Estados frente a la especulación de los mercados financieros, forzándoles a pagar unos intereses elevadísimos.

Seguir leyendo

Publicado en artículo, Vicenç Navarro, video | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

“A Jesús Cintora no se lo ha cargado solo el PP, también el PSOE, el poder económico, y hasta sus propios compañeros, como el pelele que ahora se queda al mando”

Featured image

A Cintora se lo ha cargado una Fuenteovejuna cobarde en la que nadie se inculpará. Se lo ha cargado el PP, sí, pero también el PSOE, y los otros medios, y el poder económico, y hasta sus propios compañeros, como los que no darán la cara ni se plantarán ante ese hecho; como el pelele que ahora se queda al mando.

 Paco bello

Iniciativa Debate

Por más que insistan diferentes medios escritos (pues en la televisión ni palabra de momento), incluso aquellos que se dicen de izquierdas, independientes, objetivos o imparciales, a Cintora no se lo ha cargado solo el PP. Aunque esos medios, como es lógico, lo saben mejor que yo.

La inocencia sigue campando a sus anchas en este país, y aún hay quien diferencia derechas e izquierdas, no solo entre PP y PSOE, sino entre aquello que no es más que un parque de atracciones neoliberal. En los medios, si algún día los hubo, hace muchísimo tiempo que no hay izquierdas. Hay un todo desinformativo que ocupa la totalidad del espectro conveniente y autolimitado: desde la apariencia progresista (ojo con este venenoso término) infectada de «pluralista» derecha rancia (Al Rojo Vivo, La Sexta Noche, Un Tiempo Nuevo, La Sexta Noticias, Noticias Cuatro) con un par de voces libres en minoría (y constantemente apagadas), hasta lo reaccionario sin edulcorar (El programa de Ana Rosa, Espejo Público, Informativos Telecinco, Informativos Antena 3). Y un paso más allá, plenamente insertos en un espacio entre lo puramente fascista y lo nacional-católico, los del TDT Party (13TV, Intereconomía).

Esto de los medios y sus posiciones es algo que explica muy bien el sociólogo Felipe López-Aranguren (Charla de 2010).

 Lo del programa de Jesús Cintora era una anomalía del sistema, y no es la primera. Pero si estas anomalías de verdad empiezan a ser molestas por su “exceso” de independencia, duran poco, como ha sido el caso.

Con la eliminación de Cintora de la primera línea informativa, Mediaset se ha cargado el único programa de los mass media conducido por alguien verdaderamente decente. Tan decente que hasta el programa en general lo parecía, y eso a pesar de que la mayor parte de la gente que se sentaba como representante progresista, con dos o tres excepciones, podía perfectamente haberse sentado en el banco contrario y aún así ser demasiado extremos. No hablemos ya de los invitados que le imponían en el ala rancia.

A Cintora se lo ha cargado una Fuenteovejuna cobarde en la que nadie se inculpará. Se lo ha cargado el PP, sí, pero también el PSOE, y los otros medios, y el poder económico, y hasta sus propios compañeros, como los que no darán la cara ni se plantarán ante ese hecho; como el pelele que ahora se queda al mando.

No es ningún secreto, la guerra de la comunicación la perdimos en el 39, y desde entonces no hemos sido capaces de ganar ni una batallita, ni una modesta posición. Y sin ese espacio que condiciona la percepción de las grandes mayorías sociales, es casi heroico el propio hecho de intentar algún cambio. Sin posibilidad de acceso con garantías a medios independientes, asistimos impotentes a la mejor representación de un círculo vicioso con el que el propio sistema es capaz de retroalimentarse.

Algún día habrá que hablar de iniciar un proyecto ambicioso capaz de activar sinergias para tomar una porción de ese pastel. Una vez en marcha tiene el potencial de concentrar todo el interés mediático de un país que no encuentra alternativas (más allá de la red), porque no existen. Pero eso, como siempre, será otro día.

Antón Losada

Eldiario.es

El conductor de uno de los programas informativos de referencia de la mañana es cesado por sorpresa, mediante un comunicado donde parece prevenirse a la audiencia contra los efectos nocivos de ser crítico. Las ruedas de prensa con preguntas se han convertido en noticia y las apariciones de Rajoy ya parecen milagros celebrados con alborozo. Un programa de debate consolidado desapareció de la parrilla cuando era líder y referente de la opinión televisiva. Varios corresponsales de prestigio en la televisión pública, entre ellos Jerusalén, son relevados tras críticas públicas del PP respecto a su objetividad y sin que la empresa moviera un dedo en su defensa. Esperanza Aguirre tiene la desfachatez de vetar a una cadena de televisión porque no le gustan sus informaciones y la cadena guarda silencio. Hay periodistas que marchan al exilio por hacer su trabajo en la sala de prensa de Moncloa, durante unas comparecencias donde hace tiempo que la Vicepresidenta Maravilla, Soraya Sáenz de Santamaría, pretende decir quién pregunta, cuándo pregunta o cuánto pregunta y ahora también pretende decidir el tono correcto para preguntar.

Estábamos al borde del abismo y el Gobierno parece haber dado un paso adelante. Del “hoy no toca”, el “no me consta”, el plasma y no aceptar preguntas, hemos pasado a que el Ejecutivo se atreva a repartir carnés de periodista, a decir en público y en privado quién es objetivo y quién no, o decidir quién hace información y quién imparte doctrina.

Al poder le gusta la crítica y la acepta democráticamente siempre que le acabe dando la razón. Si no, es doctrina. Este Gobierno aspira claramente a convertirse en el único depositario oficial y acreditado de la deontología del oficio periodístico. Medios y periodistas españoles afrontan un desafío sin precedentes en nuestra democracia donde no solo se juegan sus balances, beneficios o salarios. Está en riesgo su razón de ser ante una sociedad que cada día concede menos valor a su trabajo y prefiere el blog de un desconocido para informarse porque le ofrece más fiabilidad.

La filosofía mediática mariana siempre ha sido clara. Lo único que importa es aquello que no sale en los titulares. Rajoy siempre ha desconfiado de los medios de comunicación. Su experiencia le indica que solo sirven para generar más ruido y confusión. Gobernar es estar, no figurar, dice el código mariano. Los medios solo valen para figurar y resultan un estorbo para estar.

Hasta su segunda derrota ante Zapatero, el marianismo había procurado cohabitar con los medios de la manera más confortable convencido que no quedaba otra que soportarlos. Para salir en los papeles, radios y teles no había más remedio que protagonizar ruedas de prensa y aceptar entrevistas.

Pero el acoso mediático financiado por el “esperanzaguirrismo” para tumbarlo durante el famoso Congreso de Valencia le permitió descubrir que, ni los medios de comunicación mandan tanto, ni había que darles tanto para salir en ellos. Esa revelación lo cambió todo. La cohabitación había terminado.

El marianismo ya no tenía por qué que dar algo a cambio. Ya podía aparecerse en un plasma y manipular a los medios para lograr lo único que le interesa de ellos: generar ruido y confusión cuando hace falta. Ya podía comunicar su propaganda sin dar un sólo titular, sin conceder ruedas de prensa ni entrevistas. Sólo necesitaba una pantalla de plasma. Incluso fue comprobando que cuantos menos titulares proporcionaba, mejor se transmitían sus mensajes. Cuantas menos ruedas de prensa concedía, más grande era la noticia por haber convocado alguna y menos importaba cuanto dijera.

 El código mariano ya no aconseja rehuir a los medios. Recomienda utilizarlos  sin complejos porque se puede y bastantes se dejan o se callan. Hacer periodismo en España se ha convertido en un thriller. La realidad se inventa como si fuera una película que bien podría llamarse “El plasma de los corderos”. Mariano Rajoy es el protagonista, el guionista, el director y el productor.
La empresas de comunicación son muy libres de tomar sus decisiones, activar y desactivar programas, contratar y despedir a profesionales y mantener o cambiar su línea editorial. Están en su derecho. Me gusta creer que así tratan de hacerlo sin dejarse afectar por presiones políticas. Pero hoy más que nunca les conviene recordar la misma norma que aplican a los demás sin miramientos: ni la audiencia, ni el dinero, ni el éxito garantizan nada, ni te protegen de nada.

En este oficio las únicas cosas que te mantienen vivo frente a cualquier amenaza o cualquier gobierno son la credibilidad y la independencia. Nada más. Los periodistas deberían buscar ambas y sus empresas protegerlos y cuidarlos mientras lo hacen.  Este negocio sólo funciona bien y sólo se aguanta así.
Decía Bismark que la libertad es un lujo que no todos pueden permitirse…por eso quienes podemos hablar no tenemos derecho a callarnos.

Boicot en Twitter contra los anunciantes de Mediaset tras el cese de Jesús Cintora

vozpópuli

Las redes sociales se movilizan en apoyo al presentador, apartado de ‘Las mañanas de Cuatro’ por su trato “despótico” con su equipo, e impulsan una campaña para boicotear a anunciantes como Jazztel, Campofrio, Nescafe o Danone.

La decisión de que Jesús Cintora no vuelva a presentar Las mañanas de Cuatro sigue coleando en las redes sociales tres días después. Mediaset lo justificó alegando que su línea editorial “tiene el claro objetivo de informar, que no formar, a los espectadores”. Sin embargo, tal argumento no parece convencer a numerosos usuarios de Twitter, donde ha generado cerca de 110.000 tuits y ha sido trending topic durante el fin de semana.

El apoyo a Cintora en las redes, amonestado varias veces por su trato “despótico” tanto con su equipo como con algunos de sus invitados, ha sido notable. Además, se ha abierto una petición en la plataforma Change.org para pedir su readmisión, que ya cuenta con casi 75.000 firmas.

Los promotores de esta campaña tratan de fomentar un boicot contra los anunciantes de Mediaset, conscientes de que en 2011 un periodista ya hizo caer el programa de Telecinco ‘La noria’. En aquella ocasión, las críticas de Pablo Herreros en la plataforma “Actuable” a una entrevista pagada a la madre de “El Cuco”, uno de los implicados en el asesinato de Marta del Castillo, terminaron con la espantada de unos cincuenta inversores.

Seguir leyendo

Publicado en artículo, podemos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Podemos ha irrumpido con fuerza en el parlamento andaluz. El miedo ha cambiado de bando. Estrenarse con 15 diputados, después de soportar una asquerosa e impúdica campaña, no está nada mal.

Estrenarse con 15 diputadxs, después de soportar una asquerosa e impúdica campaña orquestada desde el aparato de Estado, el aparato institucional andaluz, los grandes partidos PP y PSOE -que durante sus 32 años de gobierno ha creado inquebrantables redes de clientelismo- que disponen de ingentes recursos no sólo financieros, el poder financiero estatal y los lobbys europeos y el frente mediático, que también tenía sus candidatxs, no está nada mal.

Pepe Mejía

Kaos en la red

Existe una coincidencia casi unánime: el Partido Popular (PP) -que sostiene al gobierno en el Estado español- sigue en caída libre. El PP cae desde 50 a 33 escaños. Los conservadores han perdido en tres años medio millón de votos, es decir, uno de cada tres de los ganados en 2012 con Javier Arenas. El PP consigue sus peores resultados en 25 años. El PSOE a pesar de perder puntos y votos (160.000) consigue mantener sus 47 de escaños de 2012, muy lejos de la mayoría absoluta, y aguanta mejor el tirón de la crítica a su contribución al bipartidismo.
Todos pierden puntos: PP (-14 puntos), PSOE (-4 puntos), IU (-4,5 puntos), VOX (-0,8 puntos), UpyD (-1,4 puntos). Sólo Podemos (+7,7 puntos) y Ciudadanos (+7,5 puntos) crecen.
Podemos con sus 15 escaños y 590.000 votos y partiendo de cero consolida su posición de fuerza transformadora. Los resultados son el primer paso para el cambio y la transformación. Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, escribió en su cuenta de twitter: “Se hace camino al andar. Gracias Andalucía, gracias @TeresaRodr_ , gracias caminantes, por dar el primer paso. Seguimos”.
Algunos datos avalan estos resultados. Podemos ha ganado en la ciudad de Cádiz -que tiene una tasa de desempleo del 42%- con un 29% de los votos. En las pasadas elecciones europeas, Podemos obtuvo el 7,1% de los votos emitidos en Andalucía. En estas autonómicas, la lista de Teresa Rodríguez ha doblado ese porcentaje con casi el 15% de los sufragios.
Si observamos el mapa con los votos conseguidos por Podemos comprobamos que donde tenían organización han sacado una buena votación.
Estrenarse con 15 diputadxs, después de soportar una asquerosa e impúdica campaña orquestada desde el aparato de Estado, el aparato institucional andaluz, los grandes partidos PP y PSOE -que durante sus 32 años de gobierno ha creado inquebrantables redes de clientelismo- que disponen de ingentes recursos no sólo financieros, el poder financiero estatal y los lobbys europeos y el frente mediático, que también tenía sus candidatxs, no está nada mal.
El miedo ha cambiado de bando. Ya no será nada igual. El cambio es irremediable. Podemos ha irrumpido con fuerza en el parlamento andaluz. Claro que podía haber aspirado a más, pero como dice Iglesias, hemos empezado a caminar ¡y de qué modo!
Otra de las lecturas que se pueden extraer de estos comicios es que la candidatura de los poderes financieros se ha hecho presente.
Ciudadanos, avalado por el frente mediático comandado por el grupo Prisa ha conseguido “colocar” a los suyos con el objetivo de apuntalar al régimen caduco del 78. Al inusitado y rápido desmorone de los partidos del régimen: PP-PSOE que se inició en las pasadas elecciones europeas, el capital, el gran capital financiero tenía que buscar con urgencia un recambio creíble que estuviera dispuesto con nuevas formas y una leve pátina de credibilidad meterse en los entresijos, aparentar “oposición” al bipartidismo y ofrecerse como “bisagra” y un “cambio tranquilo” para gestionar “mejor” la crisis.
Pero en el fondo lo que han conseguido es meter en el escenario a un jugador que no cuestiona el sistema y apuesta decididamente por las políticas neoliberales. Ciudadanos es la apuesta del grupo Prisa que el pasado 15 de marzo postuló una coalición PSOE-Ciudadanos bajo el título: “La estabilidad de Andalucía pasa por un pacto PSOE-Ciudadanos”.
Pero no sólo el grupo Prisa está interesado en potenciar a Ciudadanos. Barclays, uno de los grandes bancos internacionales, apuesta públicamente por un acuerdo entre PSOE y Ciudadanos. Es el candidato natural de los centros financieros y la troika para seguir aplicando recetas neoliberales y austeridad.
En mi opinión, Ciudadanos ha recogido el voto de las clases medias, crece a la sombra del populismo de Podemos, no ocultan su ideología y Podemos ya no puede pillar ese espacio de “centro” que ya lo está ocupando Ciudadanos. La indignación tiene dos caras: la izquierda y la derecha.
Podemos tiene un problema: Ciudadanos. Está por ver si a más moderado el discurso de Podemos la ciudadanía se eche en brazos de Ciudadanos. A mayor transversalidad de Ciudadanos mayor centralidad, justo el objetivo de los estrategas de Podemos. Y si se confirma en próximos comicios la centralidad de Ciudadanos entonces tenemos que empezar hablar del techo de Podemos.
Podemos ha tomado nota. Todavía quedan muchos comicios. Después de Andalucía habrá elecciones autonómicas y municipales a finales de mayo. En septiembre se celebrarán elecciones en Cataluña y a finales de año se celebrarán las generales.
Todos los ojos están puestos sobre esta naciente formación. Sólo llevan más de un año y ya son tercera fuerza. No hay prisa pero hay que seguir caminando. Syriza inició su andadura en 2001 y sólo en enero de 2015 se quedó a dos escaños de conseguir la mayoría absoluta. Pero algunos lo quieren todo y ya, pero en la realidad hay más actores, no corremos solos y no será tan fácil.

Perdimos la batalla de la comunicación

Iniciativa debate

Paco Bello

Hay quien, desilusionado, puede decir ahora que “a los andaluces les va la marcha”. Al menos a gran parte de ellos. O decir que no han tenido suficiente castigo, ni paro, ni precariedad, siendo líderes en todo ello, y que parece que no han tenido bastante gobierno del PSOE con más de tres décadas ininterrumpidas. Se puede decir que Andalucía es especial, que está envejecida, que es “rural”, que tiene complejos. También se puede decir que poca altura de miras existe cuando el 70% de los votos acaban en manos de neoliberales (PSOE, Ciudadanos y PP). Se pueden decir muchas cosas. Pero si logramos apartar esas nubes que llegaron ayer para hacernos la vida más oscura, lo que hay que decir es que es todo un triunfo cercano al milagro que la socialdemocracia (en la práctica, matices al margen, Podemos e IU no pasan de ser eso) consiga hacerse con un 22% de los votos sin un mal medio de comunicación de izquierdas. Y hay que decir que esta batalla no se perdió ayer, que se perdió hace 40 años. Y que no es una cuestión de “andaluces”, ni de ningún gentilicio en particular.

Y ahora podemos seguir lamiéndonos las heridas, o podemos, como hace casi todo el mundo cuando llega desencantado a cierta edad, decir que este país no tiene solución, y hacernos un traje de lujo con nuestras convicciones. Y podemos, casi por despecho, como los románticos frente a un amor no correspondido, enterrarnos en el individualismo más egoísta.

La jugada, aunque no sea ninguna sorpresa, les ha salido perfecta, y el broche de la encuesta a pie de urna de Canal Susana ha sido épico (Maquiavelo era un aprendiz frente a esta gente). Y es verdad que hasta los menos optimistas esperábamos más. Pero ojalá (ahora) no perdamos de vista lo logrado. Es la primera vez desde la IIª República que en un feudo tan complejo como Andalucía, la izquierda consigue un 22% de los votos.

Y hay quien pueda considerar que con lo que se está viviendo en este país eso es muy poco. Pero esto es una lucha absolutamente desigual, y puede que nunca se gane, así que, si queremos tener alguna posibilidad, habrá que aprender a valorar los logros y, cuando estemos abatidos, doblar el esfuerzo. Ahora viene otra tanda de autonómicas, y en Madrid y Valencia los resultados no serán los de Andalucía. Y después veremos qué puede pasar en Cataluña, y más tarde en las generales. Y pase lo que pase habrá una nueva composición parlamentaria que, como mínimo, en el desequilibrio de los juegos de intereses, pueda mostrar con mayor crudeza si cabe las vergüenzas de la hegemonía. Aunque siempre hay que aspirar a más.

O podemos perder hasta la esperanza. Por eso creo que es recomendable recordar aquello de que la única lucha que se pierde es la que se abandona.

Hoy, si queremos, porque tenemos derecho, podemos abjurar hasta de nuestro reflejo. Pero solo hoy. Mañana habrá que recoger los pedazos y recomponer lo roto mejorando el original. No nos queda otra. Por eso estamos en esto.

Ana Isabel Cerro | Andaluces Diario | 25/03/2015

El movimiento se demuestra andando. En el equipo de la candidata andaluza de Podemos, Teresa Rodríguez, están orgullosos de haber hecho las cosas de una manera distinta a como suelen hacerla el resto de partidos.

Podemos ha explicado que la campaña electoral que ha desarrollado de cara a las elecciones del pasado domingo en Andalucía ha supuesto un ahorro de más 1,4 millones de euros a los andaluces ya que el importe que le correspondería a esta formación en función de los resultados es de 1.819.580 euros mientras que lo gastado han sido 410.000 euros, que será el dinero que perciba.

LA BANDERA DE LA AUSTERIDAD

Si las formaciones convencionales han sido tradicionalmente acusadas de funcionar como máquinas insaciables de gastar dinero público, Podemos parece empeñado en que su conducta esté guiada por la austeridad, si bien las circunstancias la obligan en buena medida a ello dado que su fuente principal de financiación son los propios militantes y simpatizantes. La formación que dirige Pablo Iglesias tiene entre sus principios rectores de funcionamiento no pedir créditos a los bancos.

En una nota de prensa, la formación ha detallado que de los algo más de 1,8 millones de euros que le corresponderían al partido, un millón sería para cubrir el gasto derivado del envío de propaganda electoral por correo y los restantes 819.580 euros por el número de votos y escaños conseguidos. Sin embargo, como la campaña de Podemos ha costado 410.000 euros, ese será el dinero que perciba la formación en forma de subvención por gastos electorales.

DINERO DEL PUEBLO Y PARA EL PUEBLO

Desde la formación que lidera Pablo Iglesias también han detallado que la campaña ha sido financiada íntegramente a través de aportaciones ciudadanas, a través del programa de microcréditos que lanzó la formación, y que repetirá en los próximos comicios electorales, y de las microdonaciones.

Mediante el primero, para el que Podemos contó con el apoyo técnico de la banca ética Fiare, la iniciativa obtuvo 400.000 euros, procedentes de unas 2.000 personas y con una aportación media de 200 euros, préstamos que devolverá en cuanto cobre la subvención.

Por otra parte, mediante crowdfunding, Podemos solicitó apoyo para el cierre de campaña en Dos Hermanas y para ello obtuvo unos 10.000 euros.

NACIDOS PARA ENDEUDARSE

Podemos ha destacado que este gasto electoral supone en torno a un 10 por ciento de lo que han gastado formaciones como el PSOE o el PP y ha denunciado públicamente que el sistema de financiación electoral “está diseñado para que los partidos se endeuden con los bancos para financiar sus campañas electorales”.

Esa situación es, según sus palabras, especialmente complicada para los nuevos partidos, “que no disponen de anticipos de la subvención para gastos electorales ni para realizar envíos de correo electoral.

Seguir leyendo

Publicado en podemos, Uncategorized, video | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Manuela Carmena: “Hay otra manera de hacer política, una política distinta, más femenina y relacionada con la concertación, con la paz, la eficacia y la política de lo pequeño”

Carmena aportará su formación, su experiencia y su capacidad para la gestión y la conciliación. También su curiosidad innata, que ha mantenido intacta desde niña, y que le ha llevado a interesarse por los más diversos campos del saber a la vez que a especializarse, en su caso en el campo de la Justicia y los Derechos Humanos, desde un pensamiento siempre independiente y crítico.

Manuela_Carmena

Jacobo Rivero / Amaranta Ariño 

Manuela Carmena recibe a CTXT en su casa con dos tazas de café con leche y unas magdalenas riquísimas. Realizamos la entrevista en la cocina de su casa y al principio nos acompaña el activista vecinal Nacho Murgui, que será número dos en una lista independiente que encabeza Carmena y en la que también figuran Rita Maestre, Jorge García Castaño, Inés Sabanés, Pablo Soto o Guillermo Zapata, entre otros. Carmena (Madrid, 1944) se declara “ilusionada” ante su salto a la arena electoral madrileña, aunque admite con media sonrisa que en los últimos días tiene problemas para “conciliar el sueño”. Su decisión de encabezar una lista para las primarias de la candidatura al Ayuntamiento de la capital con la plataforma Ahora Madrid (creada por Podemos y la iniciativa ciudadana Ganemos) ha pillado por sorpresa a muchos ciudadanos. Carmena fue una de las primeras juezas de España y tiene un reconocido prestigio profesional. Entre bastidores se sabía que era la carta que tenía en la manga Podemos para la ciudad de Madrid, pero muchos guardaban silencio por temor a que la propuesta se rompiera si se hacía pública. Tras muchas negativas, Carmena aceptó cuando se barajaban con cierto apuro otros perfiles.

La jurista cuenta que tomó la decisión para “ayudar” a la nueva generación que quiere transformar la forma de hacer política y gestionar lo público. Carmena aportará su formación, su experiencia y su capacidad para la gestión y la conciliación. También su curiosidad innata, que ha mantenido intacta desde niña, y que le ha llevado a interesarse por los más diversos campos del saber a la vez que a especializarse, en su caso en el campo de la Justicia y los Derechos Humanos, desde un pensamiento siempre independiente y crítico.

Carmena destaca también por su imaginación, que expande a todos los planos de la existencia, desde su forma de cocinar a su manera de plantear los asuntos cotidianos o profesionales, con habilidad para relacionar datos y acontecimientos. Infatigable trabajadora, valiente, verdaderamente capacitada para el análisis, la investigación, la reflexión y la acción, practicó el arte de la negociación en la ONU.

La primera vez que le propusieron incorporarse al proyecto de Ahora Madrid fue hace meses, a través de Javier Barbero, número doce de la lista que encabeza en las primarias con el nombre de Más Madrid y miembro de Ganemos: “Javier trabajó con nosotros en vigilancia penitenciaria, en una época muy dura, y por su carácter le adorábamos. Luego, a través de una amiga jueza, me lo volvió a pedir Jesús Montero (secretario general de Podemos en la ciudad de Madrid), y también dije que no”. Pero, a pesar de sus negativas, mucha gente de su entorno y su propia familia siguió insistiendo, y un amigo cercano comentó a Carmena: “Es nuestra gente, es la gente de abajo la que te necesita”.

El 9 de marzo por la noche, Manuela Carmena decidió aceptar el reto; el fin de semana anterior estuvo en Valencia: “Fui a presentar una película preciosa, La piedra de la paciencia, en el que las mujeres son protagonistas, y me quedé con la sensación de que a veces nosotras no nos atrevemos a dar el paso, y ese día me cuentan amigos valencianos cosas horrorosas de Rita Barberá. Al llegar a Madrid veo a Esperanza Aguirre y me entró una mala conciencia que me convenció para dar el paso y aceptar, pensé: ‘Sé que lo puedo hacer bien, que sé hablar, que sé motivar y que físicamente estoy muy bien’, cogí el teléfono y dije que si”.

Seguir leyendo

Publicado en podemos | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

La jauría mediática contra Podemos ¿Alguien tenía miedo de que España fuera Venezuela después de que tanto socialistas como populares negociaran con ellos y les vendieran armas?

 

chavez_y_aznar

Seguro que el gobierno de Maduro ha hecho y hace muchas cosas mal, pero sería más convincente que se criticase precisamente eso, y no que se intente deformar la realidad hasta convertirla en una grosería que nadie con un mínimo de información independiente va a tomar en serio.

En cualquier caso, incluso con buena intención, sería deseable que los países europeos dediquen el tiempo a arreglar, antes que los ajenos, sus propios y graves problemas domésticos. Eso de predicar con el ejemplo y tal.

Paco Bello.

Iniciativa Debate

El establishment nacional anda desatado, desbocado, esto no es ninguna novedad. Es normal que los desprestigiados medios de propaganda del poder financiero quieran reforzar las convicciones de la menguante sociedad analógica para conservar su decadente granero de votos. Es parte del juego. Portadas más, portadas menos, a los que ya nos emancipamos y no nos afectan sus doctrinas clásicas, poco o nada nos puede parecer absurdo o desproporcionado. Entre ese poco quizá se mantengan las contradicciones evidentes, y cómo siguen sin tener efecto disuasorio entre ese nicho numantino que los soporta (en todos los sentidos).

Por contextualizar, todo el nuevo revuelo obedece a que la izquierda parlamentaria (75 diputados, pese a que parece que solo ha sido Podemos) no ha votado favorablemente, como sí han hecho populares, socialistas*, conservadores y liberales, una resolución impulsada por el Partido Popular europeo que exige al gobierno de Venezuela que “deje de perseguir y reprimir políticamente a la oposición democrática y de violar las libertades de expresión y de manifestación”, y que “libere a todos los manifestantes pacíficos, estudiantes y líderes opositores detenidos arbitrariamente por ejercer su derecho a la libertad de expresión y sus derechos fundamentales”. Aunque no se queda solo en eso y entre otras cosas también reclama que “ponga fin a la censura de los medios de comunicación”.

Qué fácil es hacer juicios sin juicio. Qué difícil les resulta cuando hay evidencias suficientes y sobradas para hacerlo, como por ejemplo con Israel o Arabia Saudí. Pero esto no sorprende. Lo dicho, es el juego actual. No se permiten disidencias.

Pero sí ha habido una sorpresa. Ahora resulta que se nos destapa Mariano Rajoy como un “demócrata de toda la vida”. Y en la reunión que ha mantenido con Mitzy Capriles, la esposa del presunto delincuente Antonio Ledezma (alcalde de Caracas), afectadísimo, le ha trasladado su deseo de liberación para todos los miembros de la oposición y estudiantes que permanecen detenidos “por ejercer su derecho fundamental a la libertad de expresión y a manifestarse pacíficamente“. Mr. Ley Mordaza, ese con el que hoy se despierta a manifestantes con antidisturbios en la puerta de la casa por desplegar pancartas, y con el que se abren procesos penales a twitteros antifascistas, hablando de derechos de manifestación y expresión. Hay que joderse.

Pero no ha quedado ahí la cosa. El ínclito presidente del Gobierno también ha querido expresar su “solidaridad con el pueblo venezolano”. ¿Será el mismo pueblo venezolano que eligió al actual gobierno y que dispone de herramientas democráticas como el referéndum revocatorio para cesar al presidente?, ¿o quizá será ese otro pueblo de unos pocos que sabe que por las urnas no puede con el gobierno elegido?

Qué vergüenza ajena.

Seguro que el gobierno de Maduro ha hecho y hace muchas cosas mal, pero sería más convincente que se criticase precisamente eso, y no que se intente deformar la realidad hasta convertirla en una grosería que nadie con un mínimo de información independiente va a tomar en serio. Y por ahí, como siempre, han perdido el apoyo de la gente seria para secundar esa pantomima propagandista que han querido colar. En cualquier caso, incluso con buena intención, sería deseable que los países europeos dediquen el tiempo a arreglar, antes que los ajenos, sus propios y graves problemas domésticos. Eso de predicar con el ejemplo y tal.

eldiario.es

Pero siguiendo esa lógica: ese miedo que los medios de comunicación han infundido a tantos millones sobre la posibilidad de que España se convierta en Venezuela, ¿no sería lógico sentirlo con otros países con los que nuestros dirigentes también han tenido relaciones?

¿Teníamos miedo de que España se convirtiera en Guinea Ecuatorial cuandoZapatero, Rajoy o el propio rey Juan Carlos trataban con su dictador, Obiang?

¿Teníamos miedo de que España se convirtiera en Libia después de que Aznar hiciera negocios con su dictador, Gadafi, utilizando además recursos públicos?

¿Teníamos miedo de que España se convirtiera en Arabia Saudí por el hecho de que el entonces jefe de Estado hiciera negocios con dictaduras árabes durante décadas?

Es más, ¿alguien tenía miedo de que España fuera Venezuela después de que tanto socialistas como populares negociaran con ellos y les vendieran armas?

¿Cuántos ejemplos son necesarios para que una mitad del país deje de increpar al otro medio sobre en qué nos convertiremos si gana Podemos?

Mi hermana pequeña me llamó el otro día: “Barbi, ¿qué opinas de Venezuela? ¿Sabes de algún documental que lo cuente de una forma objetiva? Cada vez que pongo algo en Facebook sobre Podemos me salen con Venezuela y me he dado cuenta de que soy una ignorante en ese tema. Me gustaría informarme bien para poder contestar a lo que me dicen”.

Mi hermana siempre me pregunta sobre política y cuando creo que sé la respuesta se la explico de la forma más neutral que puedo, además de recomendarle periodistas o autores para que ella misma se forme su opinión.

Pero en este punto, ¿qué se supone que le tengo que decir: mírate este documental o léete este libro sobre Venezuela para poder ‘defender’ tu voto? ¿Tiene que ser ese el debate que tengan los ciudadanos sobre las elecciones españolas? ¿Un debate constante sobre la actualidad venezolana?

Los medios interesados han conseguido vincular de tal forma a Podemos con Venezuela que dirigentes y votantes de Podemos echan cuerpo a tierra cuando pasa algo en el país latino. Ríete tú del efecto mariposa, del aleteo y del tsunami. Gracias a la gran mayoría de los medios, en España ahora tenemos el efecto mariposa podemita: cada vez que Venezuela aletea, Podemos pierde un voto.

Se hace difícil entender que más allá de que uno vote a Podemos, a Vox o a PACMA, haya tanta gente que no solo no se indigne por la contrainformación con la que está siendo bombardeada, sino que encima increpe al vecino que no pasa por el aro. Porque los medios, a nivel político, solo quieren destruir a uno pero las verdaderas víctimas del bombardeo somos todos, votemos a quien votemos.

Pero siguiendo esa lógica: ese miedo que los medios de comunicación han infundido a tantos millones sobre la posibilidad de que España se convierta en Venezuela, ¿no sería lógico sentirlo con otros países con los que nuestros dirigentes también han tenido relaciones?

¿Teníamos miedo de que España se convirtiera en Guinea Ecuatorial cuandoZapatero, Rajoy o el propio rey Juan Carlos trataban con su dictador, Obiang?

¿Teníamos miedo de que España se convirtiera en Libia después de que Aznar hiciera negocios con su dictador, Gadafi, utilizando además recursos públicos?

¿Teníamos miedo de que España se convirtiera en Arabia Saudí por el hecho de que el entonces jefe de Estado hiciera negocios con dictaduras árabes durante décadas?

Es más, ¿alguien tenía miedo de que España fuera Venezuela después de que tanto socialistas como populares negociaran con ellos y les vendieran armas?

¿Cuántos ejemplos son necesarios para que una mitad del país deje de increpar al otro medio sobre en qué nos convertiremos si gana Podemos?

Ramón Encinar (Podemos) se quejaba este sábado en Telecinco de esto mismo: la vinculación hasta la saciedad de Venezuela y Podemos en los medios de comunicación. Sandra Barneda, que conduce el programa, entró en cólera ante semejante queja y le espetó que si no estaba de acuerdo con los contenidos que no fuera más al programa. Así, tal cual.

El lunes, El Mundo, trae en portada que varios jerarcas chavistas están siendo investigados por blanqueo de capitales en el Banco de Madrid. A mediodía, cuando la noticia ya había dado la vuelta al mundo y el hashtag #BlanqueoChavismo (sugerido por el propio periódico) ya se había viralizado, sale su director en ‘Espejo Público’ y dice que bueno, que también hay gente del PP investigada por esto mismo, pero que ya mañana si eso. Porque lo primero es lo primero, claro.
Es decir, la noticia no es que un banco en pleno centro de Madrid y a plena luz del día haya podido estar blanqueando dinero negro ni es que el partido de Gobierno haya estado blanqueando capitales. No. La noticia vuelve a ser Venezuela. El bombardeo continúa este miércoles –justo unos días antes de las elecciones andaluzas– porque Antena 3 emitirá el documental En tierra hostil: Venezuela. No hace falta que esperemos al miércoles para ver cómo de sesgado será, ya que el propio nombre da pistas: “En tierra hostil”. Me pregunto para cuándo van a dejar los medios un hueco en sus portadas para lo que pasa aquí y cuándo Antena 3 hará un En tierra hostil: España. Puede que este año electoral sea el más largo de nuestra vida, porque esto no va a parar hasta que esos medios generalistas se aseguren de que han ganado las elecciones. Porque no se nos olvide que vivimos en un país donde los medios no solo ganan elecciones, sino que ni se sonrojan por ello:

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Tania Sánchez, Teresa Rodríguez, Ada Colau. Hay mujeres que saben tejer redes, aunar esfuerzos, y generar sinergias verdaderamente nuevas

No queremos mujeres en el poder para que cambien ovarios por cojones o faldas por pantalones; no queremos damas de hierro, ni Juegos de Tronos. Lo que queremos, simplemente, son mujeres con mayúsculas que lleguen al poder para cambiar de una vez esta fálica manera de hacer política. Y, ¿saben?, hoy hay, al menos, tres mujeres que pueden hacerlo.

Barcelona-Comu-encabezara-Ada-Colau_EDIIMA20150220_0199_13

María Eugenia R. Palop

eldiario.es

Hay mujeres que hoy lideran iniciativas políticas complejas en un mundo de hombres. Mujeres que pelean en movimientos y partidos jerarquizados, verticalistas y patriarcales, de izquierdas o de derechas, porque el patriarcado, como el capital, no tiene patria.

Algunas siguen ancladas en el tópico de Margaret Thatcher o Angela Merkel, movidas por impulsos temerarios, ambiciosos y cortoplacistas, masculinizados y masculinizantes, y asumen un estilo duro y agresivo de liderazgo (el “síndrome de la abeja reina”, le dicen), bajo el presupuesto, nada desdeñable, de que la política exige “cojones”. Ahí están, sin ir más lejos, y a todo rugir, Esperanza Aguirre, Dolores de Cospedal o Rita Barberá… Y también una Susana Díaz que apunta maneras.

Otras apuestan por lo que en el ámbito empresarial se ha llamado “liderazgo transformacional”; un liderazgo eminentemente femenino en el que se fomenta el trabajo en equipo, la horizontalidad, la participación y el poder compartido. Frente a la dirección centralizada y la jerarquía piramidal propia de la vieja política, hay mujeres que saben tejer redes, aunar esfuerzos, y generar sinergias verdaderamente nuevas.

Ada Colau, por ejemplo, es una de ellas. Una mujer bisagra que saltó del anonimato al Congreso y que atempera un sinfín de egos como quien dirige una orquesta. Teresa Rodríguez y Tania Sánchez podrían serlo también. Teresa dio un paso adelante cuando el macho alfa de su partido machirulo le pidió que retrocediera, y hoy ejerce, con firmeza, el difícil desempeño de la crítica constructiva. Tania ha logrado sortear, hasta el momento, el fuego “amigo” de un partido suicida que exhibe su agonía madrileña en forma de misivas amenazantes, trampas y bombas de racimo (no hay nada más patético que intentar morir matando).

En este momento de descomposición institucional que estamos viviendo, estas tres mujeres, y quizás alguna más, podrían estar llamadas a cambiar nuestra cultura política dominada, desde tiempo secular, por “valores” masculinos, por camarillas y tejemanejes de varones, por caudillos, padrinos y mentores (esa “homosociabilidad” que Kanter acuñó para el mundo empresarial en Men and Women of the Corporation, NY Basic Books, 1977). No se trata ya de que estas mujeres lleguen al poder con “nuevas” ideas o programas, aupadas por plataformas diferentes, con o sin apoyo popular, para ejercer el liderazgo transgénico y depredador que se ha ejercido siempre. De lo que se trata es de aprovechar esta crisis sistémica para propiciar un giro copernicano en la manera de funcionar, feminizando la política. Muchos estudios muestran que el liderazgo transformacional de las mujeres es más interactivo, más flexible y más empático; que se apoya en el consenso, el fortalecimiento de las relaciones, la confianza mutua y la transparencia. La mayoría de ellos se han elaborado en el ámbito económico ( womenomics), pero no hay ningún motivo para pensar que sus resultados, apoyados, incluso, por la neuropsiquiatría y la neuroeconomía, no puedan trasladarse al espacio de la política, que es, precisamente, el lugar apropiado para luchar por el interés público y el bien común –Ahí está el libro de L. Brizendine: El cerebro femenino, trad. M.J. Buxó, RBA, Barcelona, 2012, o el estudio de la Universidad de Cambridge, liderado por John M. Coates, Mark Gurnell, Aldo Rustichini: Second-to-fourth digit ratio predicts success among high-frequency financial traders–.

Seguir leyendo

Publicado en artículo, podemos, video | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

En España existe una campaña masiva para desacreditar a Syriza.

Este artículo critica el enorme sesgo conservador y neoliberal de los mayores medios de información en España, que alcanza niveles asfixiantes en los fórums económicos. Su cobertura de las negociaciones con Syriza en el caso del rescate es un claro ejemplo de ello.

Vicenç Navarro

público.es

No existe plena conciencia en España (incluyendo en sus círculos académicos) de las enormes limitaciones que existen en la diversidad ideológica de sus mayores medios de información, tanto en medios televisivos y radiofónicos como en prensa escrita en papel, limitaciones que son mucho más acentuadas que en la mayoría de países de la Unión Europea de los Quince, el grupo de países de la UE de semejante desarrollo económico al español. Es cierto que, a primera vista, hay un elevado grado de escepticismo de la población hacia la veracidad y neutralidad de tales medios pero, en general, este escepticismo desconoce que la situación en España (incluyendo Catalunya) es incluso peor que la existente en la gran mayoría de países de la UE-15. El sentimiento es que “en todas partes cuecen habas”. Y al generalizar el problema, relativiza su importancia y gravedad, pues la situación es claramente peor que en los otros países. Y este sesgo aparece incluso con mayor intensidad en la prensa económica o en las páginas económicas de los mayores medios de mayor difusión, donde esta falta de diversidad alcanza niveles prácticamente asfixiantes. El abanico de puntos de vista en tales fórums es extraordinariamente limitado.

Un ejemplo claro de ello es el reportaje y comentarios aparecidos en los mayores medios de información sobre las recientes negociaciones entre el Eurogrupo por un lado, y el gobierno Syriza por el otro, acerca de la expansión del rescate financiero a este último país. Casi sin excepción, se ha presentado esta negociación en términos muy favorables a la dirección del Eurogrupo, liderado por el Ministro de Finanzas alemán, el Sr. Wolfgang Schäuble, informando al lector o al televidente del medio de información que el gobierno griego ha tenido que ceder frente al Eurogrupo, siendo derrotado ampliamente, sin conseguir revertir lo ya aprobado en el acuerdo entre la Troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y FMI) y el gobierno griego anterior. En realidad, el gobierno Syriza ha salido muy malparado en los mayores medios de información, apareciendo como un gobierno “inmaduro”, “inexperto”, “incompetente” y otros adjetivos ampliamente utilizados en los medios para desacreditarlo.

Ejemplos de este sesgo han sido el programa “Classe d’Economia” (Clase de Economía) de la televisión pública catalana, TV3, protagonizado por un economista de acentuada sensibilidad neoliberal, que ha dedicado dos sesiones a ridiculizar los argumentos del gobierno Syriza. En la primera de ellas (29.01.15), “el economista de la casa”, como le define TV3, llegó incluso a negar que hubiera habido una reducción del gasto público en Grecia, cuestionando así que se hubieran aplicado medidas de gran austeridad en aquel país. Y para demostrar tal sorprendente observación, presentó en el programa televisivo un gráfico que mostraba cómo el gasto público como porcentaje del PIB había permanecido prácticamente constante durante los años de crisis, ignorando con ello que este indicador (gasto público como porcentaje del PIB) no es el indicador adecuado para mostrar la evolución de dicho gasto, pues al haberse reducido el PIB durante los años de crisis (el denominador de la ratio), nada menos que un 25%, la cifra mostrada no reflejaba lo que el autor intentaba demostrar, es decir, que no había habido austeridad impuesta al pueblo griego. Si en lugar de este indicador se utiliza –como debería hacerse- el gasto público por habitante, se puede entonces ver que la reducción del gasto público (incluyendo el social) ha sido enorme, causando una crisis humanitaria desconocida antes en Europa en tiempos de paz.

En la segunda sesión del mismo programa (19.02.15), “el economista de la casa” hizo una defensa acérrima del Ministro de Finanzas alemán, el Sr. Wolfgang Schäuble, presentando unos datos e ignorando otros que cuestionaban las tesis sostenidas por el ministro alemán. Y todo ello se hizo con gran aparato mediático, incluyendo bañeras, intentando subrayar que a no ser que se cerrara el grifo de la bañera (que simbolizaba el déficit público), la bañera no podría contener toda el agua (la deuda pública). Otra alternativa, sin embargo, es que se sustituyera la bañera con otra más grande que sí que pudiera contener el agua (la deuda pública). Pero para conseguir la segunda alternativa, aumentar el tamaño de la bañera (es decir, de la economía), el programa no indicaba que se tendrían que cambiar las medidas que la Troika estaba imponiendo a Grecia en el rescate firmado por el anterior gobierno conservador (aliado del Sr. Rajoy en España). Era fácil de ver, aunque el televidente del programa no lo pudo ver, que es imposible que la economía crezca triplicando las medidas de austeridad que han causado un desastre humano sin precedentes en aquel país. Era claramente imposible que la bañera (la economía) pudiera cambiarse y ser mayor, si, a la vez, se continuaran e incluso incrementaran las medidas de austeridad. De ahí que el Ministro de Finanzas griego, el Sr. Varoufakis, se opusiera, con razón, a esta exigencia, pues imposibilitaba que Grecia pudiera recuperarse, e incluso pagar su deuda. Fue, por lo tanto, una gran victoria del gobierno Syriza que se eliminara de las condiciones del rescate el objetivo de alcanzar un superávit de las cuentas del Estado de un 4% del PIB (imposible de alcanzar con la tasa de crecimiento tan minúscula de la economía griega), permitiéndole al gobierno Syriza que alcance un superávit mucho menor, que sí permitirá reducir e incluso revertir las políticas de austeridad. Ninguno de los medios españoles señaló este gran cambio y su significado.

Es importante señalar que, mientras ha habido una protesta generalizada, incluso por varios partidos políticos, de la instrumentalización de TV3 por el partido gobernante, de sensibilidad independentista, no la ha habido por haber sido igualmente instrumentalizada por un partido neoliberal (que es el mismo).

La Sexta Noche, ¿un programa de izquierdas?

Otro ejemplo de tal sesgo fue el programa de La Sexta Noche, un programa que se presenta como un debate y que, por desgracia, representa bien la escasísima calidad democrática de la cultura política y mediática del país, en la que predominantemente los portavoces de las derechas insultan, interrumpen, gritan y no permiten la expresión de argumentos contrarios a sus tesis. Y todo ello dirigido casi siempre, cuando se discuten temas económicos, por un economista de clara sensibilidad neoliberal, como ocurrió en la sesión donde se analizaron las negociaciones del Eurogrupo con Syriza. El economista de turno, el Sr. Juan Ramón Rallo, mostró lo desastroso que había sido lo conseguido por el gobierno Syriza, presentando información errónea, cuando no manipulada, de las condiciones y cambios que habían ocurrido durante las negociaciones. No es cierto, por ejemplo, que Syriza aceptara todas las condiciones aprobadas por el gobierno anterior referentes a la política de austeridad. Además de cambiar el objetivo de superávit, se impidió que se bajaran las pensiones (como había aceptado el gobierno anterior), frenó las privatizaciones, aumentó el salario mínimo (aunque lo retrasó hasta septiembre) y muchas otras medidas ignoradas. Y esto ocurrió en el canal televisivo conocido por la derecha española como “el canal de izquierdas”.

Un tanto igual ha ocurrido en la prensa escrita, donde no han aparecido apenas artículos favorables a la postura de Syriza. Y no es porque no se hayan escrito y enviado a los rotativos. Lo sé por experiencia. El único artículo que ha aparecido favorable a las tesis de Syriza ha sido el artículo de Paul Krugman, publicado en El País, que por lo visto no se ha atrevido a vetar al Premio Nobel de Economía. Por lo demás, ningún artículo favorable a Syriza ha aparecido en los rotativos, pero sí muchos en contra de Syriza, habiendo sido El País uno de los rotativos más hostiles hacia Syriza.

Una situación semejante ha ocurrido en Catalunya, donde incluso economistas de la esfera socialista, de gran proyección mediática, como Josep Oliver, en un artículo en El Periódico (“Paisaje después de la batalla”, 26.02.15), dijo que las condiciones aprobadas con Syriza eran incluso peores que las que había aceptado el gobierno anterior, señalando, como indicador del supuesto fracaso del gobierno Syriza, el que no hubiera conseguido que le aprobaran el aumento de las pensiones, desconociendo, por lo visto, que el objetivo prioritario de Syriza había sido que no se recortaran las pensiones, cosa que el gobierno anterior había aprobado. Y así un número largo de afirmaciones que reflejaban un escaso conocimiento de lo que estaba ocurriendo.

Ni que decir tiene que en una situación tan desigual en las relaciones de poder entre Alemania y Grecia, el nuevo gobierno griego tuvo que ceder en muchas áreas. Pero es importante subrayar que no lo hizo en propuestas específicas de austeridad que, de aplicarse, hubieran significado la continuación de las medidas que han dañado a Grecia (y a España). De ahí la enorme hostilidad de los establishments políticos y mediáticos españoles hacia un gobierno que, en una situación de gran desigualdad, ha resistido y se ha opuesto a las medidas que se están aplicando también en España, mostrando que hay otras medidas posibles, rompiendo así el determinismo fatalista al que el país ha estado sujeto de que no hay otras alternativas posibles a las de austeridad que estamos sufriendo. Syriza podría mostrar que sí que las hay. De ahí la clara hostilidad de los grandes medios de información españoles, la gran mayoría de tendencia conservadora y neoliberal, resultado de su instrumentalización política en los medios públicos, o influencia del capital financiero en los privados.

Las negociaciones del Eurogrupo con el gobierno Syriza

Entrevista realizada por estudiantes de la Universidad Pompeu Fabra al Profesor Navarro, publicada en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 6 de marzo de 2015.

Vicenç Navarro

Pregunta (P.)

Usted ha escrito extensamente sobre lo que está ocurriendo en Europa y en Grecia, definiendo la situación que hoy vive Grecia como catastrófica.

Respuesta (R.)

No hay otra manera de definir la realidad social que viven hoy las clases populares de aquel país. Es una de las crisis humanitarias más acentuadas que hemos visto en la Unión Europea (UE) desde su establecimiento. Las clases populares de Grecia están sufriendo un descenso muy marcado de su nivel de vida, alcanzándose en amplios sectores de la población una reducción de incluso un 40% en sus rentas familiares, con un desempleo sin precedentes, el más elevado de la Unión Europea. Su escasamente financiado Estado del Bienestar ha estado sujeto a unos recortes que han reducido dramáticamente la protección social de sus clases trabajadoras y de sus clases medias, los dos componentes más importantes de sus clases populares. Ningún otro país en Europa ha sufrido, en tiempos de paz, una situación social tan dramática como la que ha estado viviendo Grecia en estos años de la Gran Recesión, que para aquel país ha sido una Gran Depresión.

(P.)

¿A qué se debe esta crisis? El argumento que se utiliza para explicar esta situación es que Grecia, tras gastarse más de lo que debería haberse gastado, tiene ahora que pagar lo que ha pedido prestado a sus acreedores. Y de ahí las medidas de austeridad. ¿No es así?

(R.)

A primera vista parecería que ello es así. Pero cuando se analiza con detalle lo que ha estado ocurriendo en Grecia, entonces no se puede sostener tal explicación de la catástrofe griega. El gobierno alemán, el mayor defensor de las políticas de austeridad en Grecia, que han consistido en grandes recortes del gasto público y reformas laborales orientadas a reducir los salarios y diluir, cuando no eliminar, la protección social, es uno de los que promueve más activamente esta explicación. Lo hace con tintes moralistas hablando despectivamente del pueblo griego, refiriéndose a él como un pueblo poco serio y despilfarrador. Este argumento, sin embargo, oculta las causas reales de tal situación, y que son causas políticas más que económicas. La causa real de lo que está ocurriendo en la Eurozona es una alianza de las fuerzas conservadoras y neoliberales que controlan las instituciones que la gobiernan. Esta alianza está optimizando sus intereses a costa de los intereses de las clases populares en cada país, consiguiendo sus objetivos a través de las medidas de austeridad que intentan debilitar al mundo del trabajo. El mundo del capital, hegemonizado por el financiero, está ganando lo que solía llamarse la lucha de clases, una lucha que continúa existiendo, y que aparece a nivel europeo. Si no se lo creen, miren los datos y fíjense en la evolución de las rentas del capital y de las rentas del trabajo en toda la Unión Europea y en cada uno de estos países, y verán lo que les digo. Verán cómo las primeras han ido subiendo a costa de que las segundas hayan ido bajando.

(P.)

Pero, sea lo que fuere, el hecho es que los portavoces de estas instituciones europeas están indicando que dejaron dinero a Grecia y que ahora este país tiene que reponerlo.

(R.)

Esta explicación olvida varios puntos claves que nunca se citan. En primer lugar, Grecia tiene clases sociales, categoría de análisis que es siempre olvidada. Las oligarquías griegas, que fueron impuestas al pueblo griego por su ejército, apoyado, por cierto, por los países occidentales, incluido recientemente por el estado alemán, estuvieron instrumentalizando el Estado para su único beneficio, beneficio que fue compartido con intereses económicos y financieros de estos países occidentales. Alemania, entre otros, se benefició enormemente de ello. Un ejemplo entre miles es que Alemania vendía armamento a Grecia a precios, por cierto, más elevados que a otros países, como Turquía. Esta compra se financiaba con fondos de la banca privada alemana, generando la gran deuda griega. El pueblo griego no se benefició para nada de estas armas, pero en cambio tiene que pagar la deuda que estos pagos supusieron. Y por si no fuera poco, para más inri, esta deuda se tiene que pagar a unos intereses altísimos, artificialmente altos, y ello como consecuencia de que Alemania estableció un Banco Central Europeo que es un lobby de la banca alemana, y no un banco central. El establishment financiero y exportador alemán se ha beneficiado enormemente de este diseño.

(P.)

Pero esta deuda ahora no es de la banca privada, sino que es de propiedad pública de Alemania y de los otros Estados de la UE, incluyendo España.

(R.)

Para entender esta situación debe preguntarse por qué esta deuda es ahora pública. Esta pregunta clave nunca se hace. Es pública porque a la banca privada, que estaba llena hasta la saciedad de bonos públicos del Estado griego, le entró el pánico al darse cuenta de que Grecia nunca podría pagar esta deuda, lo cual hubiera significado una pérdida enorme para sus beneficios. Fue por eso que, como siempre ocurre cuando la banca privada tiene problemas, los Estados intervinieron para salvarla. E invirtieron una enorme cantidad de dinero, que generó que la deuda pública se disparara. Es escandaloso que los Estados se hayan gastado tanto dinero para rescatar a la banca. Y es ofensivo que ahora se le pida al pueblo griego que pague la deuda. Es lógico que un gobierno, como Syriza, que representa a las clases populares, se oponga a que se pague tal deuda y, todavía menos, en las condiciones draconianas que se le exigen a Grecia.

Seguir leyendo

Publicado en artículo, Vicenç Navarro, video | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¿Es injusto un derecho universal?. El PP califica de injustas las medidas universales, porque para que puedan existir, hay que financiarlas con el dinero de los ricos que no pagan casi impuestos.

El bienestar no es una limosna, ni un favor que se hace, es una forma de retornar a la sociedad lo que ella misma produce para sostener a la vida. No es un expolio fiscal al súper rico, al contrario, significa hacer efectivo  el acceso a los bienes comunes. En su ataque a la universalidad, quieren destruir una sociedad que cuente con mecanismos de solidaridad compartida para equilibrar las desigualdades.

Jorge Moruno

Público.es

El partido de los privilegiados siempre ha repetido invariablemente, aunque cambiando la puesta en escena, los mismos argumentos a lo largo de la historia: “lo que hay en la actualidad es lo único que puede haber”Eso que se propone es una locura, es imposible, nos llevará al caos”, “Eso desincentiva el carácter del trabajador”. Es lo que decían cuando se proponía la jornada laboral de 8 horas, cuando se demandaba ampliar la asistencia social, cuando se proponía la existencia de vacaciones, cuando se pedía prohibir que los niños bajasen a la mina. Es  el mismo hilo argumental, las mismas bajas pasiones y cinismo exacerbado, que se inocula cuando se habla hoy de una renta básica, o cuando se plantea un cheque bebé. Todo es imposible, todo provocará el mal y el desastre.

A este planteamiento histórico, debemos añadir un razonamiento un poco más retorcido: los derechos universales son injustos porque tanto un pobre como un súper rico los reciben. ¿Quién emite ese discurso, a qué tipo de orden corresponde y a quién defiende? No es casualidad que sea el Partido Popular quien justifique el copago sanitario, quien defienda que Botín no pueda acceder a un derecho, precisamente dicen, en defensa de los más desfavorecidos. Ya que tienen dinero, que se lo paguen ellos, que no reciban nada. Esto es un engaño. Si quien tiene por política, defender un modelo oligarca donde todo debe funcionar al servicio de unos pocos y si hay suerte, algo puede caer al populacho, acusa de ser “injustas” a las medidas de corte universal, nos debería hacer reflexionar.

¿Es injusto que un súper rico reciba un cheque bebé? ¿O una renta básica? Un súper rico lo que quiere es no pagar los impuestos con los que se van a financiar esos derechos, una cantidad mucho mayor de lo que reciben con un cheque bebé o una renta básica. ¿Para qué quiere un súper rico un cheque bebé o 645 euros al mes, cuando puede tener mucho más si no paga los impuestos con los que se va a financiar universalmente esas medidas? Por eso el PP califica de injustas las medidas universales, porque para que puedan existir, hay que financiarlas con el dinero de los ricos que no pagan casi impuestos. Cuando dicen que es “injusto”, no quieren decir lo que expresan, esto es, que lo sea porque lo reciba un rico y un pobre. Esa es la excusa demagógica que utilizan para defender que no se pueda financiar el bienestar.

En un país donde trabajamos 280 horas más al año que en Alemania, al tiempo que las horas extra trabajadas no pagadas equivalen a 75.000 empleos a tiempo completo, plantear la reducción de la jornada laboral se presenta como una medida de sentido común. En un país donde, entre 2014 y 2028 nacerán un 24,8% de niños menos que en los 15 años previos, fomentar la natalidad es una necesidad de salvación nacional. En país donde según la OMS, un 48% de las madres españolas consideran que el principal inconveniente que tienen para no amamantar a sus bebés, se debe a la dificultad de combinarlo con la actividad laboral, facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar (también paterna), es una tarea que incumbe a toda la sociedad.

El bienestar no es una limosna, ni un favor que se hace, es una forma de retornar a la sociedad lo que ella misma produce para sostener a la vida. No es un expolio fiscal al súper rico, al contrario, significa hacer efectivo  el acceso a los bienes comunes. En su ataque a la universalidad, quieren destruir una sociedad que cuente con mecanismos de solidaridad compartida para equilibrar las desigualdades. “Hay que ser responsables, tenemos derecho a elegir”, son slogans neoliberales. Lejos de estar vacíos, aluden al modelo de la jungla y de la sociedad enfrentada a la sociedad, donde solo hay espacio para el individuo aislado, responsable de su capacidad comercial para ser lo suficientemente competitivo. Para salir de dudas, como explica el economista Alberto Montero: es más decente y progresivo un sistema, si quien tiene menos, paga menos y recibe más y viceversa, más regresivo, si quienes más tienen, pagan menos y reciben más. Existen muchas formas de concebir un mismo concepto, de ahí que, como nos recuerda Aristóteles, “el que es ciudadano en una democracia con frecuencia no es ciudadano en una oligarquía.” 

Claves de la propuesta de economía feminista que Podemos tiene sobre la mesa

eldiario.es

Permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles, sistema de dependencia garantizado, educación infantil universal, equiparar los derechos de las empleadas del hogar a los del resto de los trabajadores, y jornada laboral de 35 horas semanales. Son las claves del programa económico para reformar el sistema de cuidados que la experta fiscal  María Pazos y la economista  Bibiana Medialdea han elaborado a petición de Podemos. El documento propone varios cambios económicos y sociales para transformar el sistema de bienestar que están explícitamente inspirados en la economía feminista.

Las autoras basan su trabajo en tres principios: el de solidaridad (“la mayoría de la población no puede cubrir los riesgos sociales individualmente”), el de capacidad (“la sociedad necesita la contribución de todas las personas en función de su renta y disponibilidad”) y el de ciudadanía universal e individualización de derechos (“reconocer el objetivo de que todas las personas sean independientes económicamente toda su vida y con igualdad de oportunidades”). “En el nuevo sistema –aseguran–, los objetivos económicos van en consonancia con los objetivos de bienestar social”.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado en la presentación que no se trata de un documento “para cubrir el expediente de cara al 8 de marzo, sino una apuesta real por la igualdad”. “Un documento que nos permite discutir de lo que significan los cuidados para un proyecto de regeneración democrática”, ha dicho Iglesias.

Por un lado, plantean un sistema de atención a la dependencia universal y que evite la retirada del mercado de trabajo de familiares. Ese sistema universal tendría una implantación progresiva y eliminaría el artículo 18 de la actual Ley de Dependencia, que prevé una prestación por cuidados en el entorno familiar, para acabar “con la injusticia que supone el sacrificio de las mujeres de la familia”. Es decir, apuestan por acabar con estímulos que, consideran, no garantizan ni salarios ni prestaciones dignas para las cuidadoras informales, mientras que fomentan la retirada de las mujeres del mercado formal.

“La autonomía funcional es un derecho básico que todas las personas deberían tener asegurado por parte de los servicios públicos sin depender de otras personas. Por otro lado, nadie debería sentirse presionado a abandonar su empleo para proporcionar cuidados de larga duración. Además, ninguna categoría laboral debería estar fuera de los derechos básicos. Finalmente, las personas deberían tener tiempo para proporcionar a sus familiares dependientes afecto y cuidados, voluntariamente y sin sacrificar su propia vida”, afirma el documento.

Ligada a esta filosofía se encuentra otra de sus propuestas: la equiparación de los derechos de las empleadas de hogar al Estatuto de los Trabajadores. “Un sistema que asegure los servicios públicos podrá ofrecer empleos dignos a estas personas”, señalan. Aunque el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ya aprobó la integración paulatina de estas empleadas en el Régimen General de la Seguridad Social,  modificaciones posteriores han empeorado la situación del sector. Falta, además, dotarlas de algunos derechos, como el desempleo.

Seguir leyendo

Publicado en artículo, Pablo Iglesias, podemos, video | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El ataque del gobierno de Rajoy al pueblo griego (y al español). Syriza en Grecia y Podemos en España, desean interrumpir políticas realizadas sin mandato popular,

Vicenç Navarro

publico.es

El desastre al cual nos han llevado en Europa la aplicación de las políticas neoliberales impuestas a las distintas naciones y pueblos de los países de la Eurozona por parte de partidos gobernantes de sensibilidad conservadora como la democracia cristiana, o por parte de partidos liberales o partidos de tradición socialdemócrata que hicieron suyo el socioliberalismo imperante (abandonando cualquier vocación transformadora que hubieran tenido) explica que hayan surgido movimientos contestatarios de protesta, portadores de visiones y propuestas distintas, cuando no opuestas, a las dominantes. Algunos de estos movimientos son claramente de izquierdas que, o bien nuevos o reciclados de partidos existentes, representan una esperanza de cambio que está canalizando el gran enfado de las clases populares (que constituyen la mayoría de la población) en estos países, y que han alcanzado unos niveles de apoyo popular que los establishments financieros y económicos que instrumentalizan los poderes políticos y mediáticos de tales países han considerado alarmantes, tal y como ocurre en España. Y lo que más les ha asustado es que, lejos de la imagen del revolucionario bolchevique dispuesto a tomar el Palacio de Invierno, estos movimientos son movimientos pacíficos, no violentos, que exigen democracias denunciando el régimen llamado democrático surgido en el caso español de una Transición inmodélica de la dictadura a la democracia, por sus enormes limitaciones y por el abusivo control que se ha hecho de las instituciones llamadas representativas por parte de aquellos poderes financieros, económicos y mediáticos. Tales movimientos han sido exitosos en desenmascarar el discurso oficial supuestamente democrático, que contrasta tan claramente con sus prácticas y políticas públicas, de claro corte antidemocrático. En este contexto, exigir democracia real es una demanda revolucionaria hoy en estos países, incluyendo España.

Predeciblemente, tales establishments han respondido con una enorme agresividad (sin precedentes desde la revuelta militar y la represión que le siguió en el año 1936) que no tiene límites, en sus manipulaciones, mentiras y falsedades. Ejemplos hay miles de ellos. El Presidente Rajoy, jefe de un partido profundamente afectado por la corrupción, continuador de la derecha que controlaban los aparatos del Estado dictatorial, alarmaba hace unos días a la población, presentando estos movimientos contestatarios prodemocráticos como portadores de valores peligrosos subrayando que “no podemos volver a las ideas que fueron liquidadas cuando cayó el muro de Berlín”, presentándoles como proponentes del régimen soviético que había existido al este de tal muro. La desvergüenza de tal personaje no tiene límites, pues seguro que sabe que las demandas de tales movimientos distan mucho, y en realidad son opuestas, a las que se dieron en aquella parte del continente europeo.

Lo que ocurre es que las fuerzas dominantes en Europa, desde la Sra. Merkel al Sr. Rajoy, han sido responsables de unas políticas que han dañado enormemente el bienestar de la población, y los movimientos populares que están surgiendo, desde Syriza en Grecia a Podemos en España, desean interrumpir tales políticas, realizadas todas ellas sin mandato popular, para, a través de nuevas instituciones auténticamente democráticas, permitir el desarrollo de propuestas de orientación socialdemócratas, olvidadas y abandonadas por los partidos que llevan tal nombre, bajo el argumento de que el desarrollo de tales políticas era y es imposible de realizar en el mundo actual. Así, el Presidente Zapatero congeló las pensiones para ahorrar 1.500 millones de euros, cuando podría haber conseguido ahorrar mucho más eliminando la bajada del impuesto de patrimonio, con lo cual hubiera conseguido 2.100 millones de euros. Y el Presidente Rajoy recortó 6.000 millones de euros de la sanidad pública española para pagar la deuda cuando podría haber conseguido casi la misma cantidad revirtiendo la bajada de impuestos de las empresas que facturan más de 140 millones de euros al año (que representan el 0,18% del total de empresas), consiguiendo así una cantidad semejante. Presentar estas alternativas como bolcheviques habla mucho del presentador y de su capacidad de falsificar la realidad.

El argumento que aduce la imposibilidad de estas políticas de corte socialdemócrata es político y no económico o financiero. Este último discurso se utiliza para ocultar el primero. En realidad, muchas de las políticas propuestas se están realizando en varios países.

Seguir leyendo

Publicado en artículo, Pablo Iglesias, podemos, Vicenç Navarro, video | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Lo que le está pasando a Juan Carlos Monedero no le está pasando solo a él. Nos está pasando a todos los que queremos que las cosas en este país cambien de una puñetera vez. Por eso lo mejor es no dejarle solo en ningún momento

Lo que ha pasado en torno a Monedero creo que permite deducir que ha dado en la tecla, que ha acertado el pleno al quince. Tanto él como la formación política que ha nacido de sus reflexiones y postulados han de atinar ahora al administrar el enorme caudal político del que disponen en el ánimo ciudadano, que es lo que reflejan las encuestas y lo que realmente asusta al poder. Como le ocurre a los nuevos ricos, se enfrentan por un lado al complicado problema de la digestión del éxito y por otro a las envidias de los demás.

 Juan Tortosa

Monedero no debe sentirse solo

plublico.es

Hubo una frase en la comparecencia este viernes de Juan Carlos Monedero que no he visto recogida en ningún sitio y que a mí me parece clave:

– ¿Qué necesidad tengo -se preguntó- de pasar por todo esto? ¿Merece la pena?

Es el precio de acertar en el diagnóstico, le contestaría yo, el peaje a pagar por haberse atrevido a decirle al rey que está desnudo, por denunciar sin pelos en la lengua los intolerables abusos del gobierno y de todos los demás poderes. El castigo por nutrir de argumentario a un grupo de jóvenes osados y ponerle nombre y cara a una posibilidad de cambiar las cosas, el desquite de quienes los ningunearon y hasta se rieron de su atrevimiento y ahora le tienen miedo al éxito de sus postulados. Es el temor de quienes empiezan a entender que la gente ha encontrado en el proyecto político que Monedero ha contribuido a poner en marcha esa etiqueta a la que agarrarse como quien lo hace a un clavo ardiendo.

Bien, pero… ¿merece la pena? ¿Merece la pena que, día tras día, mientan llamándote delincuente fiscal, falsificador de currículum, financiador ilegal…? ¿Que una mañana abras la puerta de tu casa y no sea el lechero, sino un par de agentes de aduanas, de los que se dedican a detener traficantes en alta mar, a quienes envía tu ministro de Hacienda para meterte un puro y acojonarte a ver si te callas de una puta vez y dejas de tocar las narices?

¿Merece la pena que la vicepresidenta del gobierno de tu país te señale con el dedo en sus comparencias tras el consejo de ministros? ¿De verdad, como también él mismo se preguntó durante la rueda de prensa, Juan Carlos Monedero es tan importante?

Creo que él sabe ya de sobra que lo que ha hecho es muy importante. Otra cosa es el coste personal. La política es una balsa de pirañas y él es básicamente un intelectual. El profesor Tierno Galván solía decir que en todo intelectual comprometido hay siempre un hombre de acción. En el arte de saber combinar las dos cosas, el pensamiento y la acción, es probablemente donde esté el quid de la cuestión. Y en que te dejen.

Lo que ha pasado en torno a Monedero creo que permite deducir que ha dado en la tecla, que ha acertado el pleno al quince. Tanto él como la formación política que ha nacido de sus reflexiones y postulados han de atinar ahora al administrar el enorme caudal político del que disponen en el ánimo ciudadano, que es lo que reflejan las encuestas y lo que realmente asusta al poder. Como le ocurre a los nuevos ricos, se enfrentan por un lado al complicado problema de la digestión del éxito y por otro a las envidias de los demás.

Yo creo que sí merece la pena el trabajo de Juan Carlos Monedero. Quizás de lo que se trate ahora sea de convertir ese capital político y moral en un punto de partida para trabajar por un país en el que los periódicos vuelvan a hacer periodismo, el poder entienda que la decencia es el único camino y los políticos gestionen sus rivalidades con educación y argumentos, y no con cuchillos ni patadas en los huevos.

Lo que le está pasando a Juan Carlos Monedero no le está pasando solo a él. Nos está pasando a todos los que, como él, queremos que las cosas en este país cambien de una puñetera vez. ¿Merece la pena entonces? Sin ninguna duda, la respuesta es sí. Por eso creo que lo mejor es no dejarle solo en ningún momento.

J.T.

Lección magistral del profesor Monedero

Félix Población

publico.es

Aparte de revelar el inadmisible y deplorable ánimo de intimidación que refleja enviar a dos agentes de aduanas a su domicilio,  Juan Carlos Monedero ha aunciado hoy, en su esperada rueda de prensa -que se ha hecho esperar más por la presencia en la sala de un provocador-, que ha puesto en conocimiento de la Agencia de Protección del Estado y la Fiscalía las declaraciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, sobre su tributación por si existiera un delito de revelación de secretos.
Llama la atención que el reventador del acto, al que sin duda hubo de acceder con una acreditación de prensa ofrecida por algún medio, no fuera desalojado del lugar hasta una hora después de la prevista para el inicio del evento, señalado para las 13,30. A no dudar, su desalojo se hubiera producido en minutos de haber concurrido del mismo modo -alborotador e histérico- a cualquier otro tipo de evento político organizado por el partido Popular o el Partido Socialista. Se trata, en efecto, del mismo sujeto que hizo lo propio en otras convocatorias en las que participaron representantes de Podemos.
Al margen de esta anomalía, que al cabo sólo ha servido para resaltar la coherencia y rigor con las que Monedero ha dado las explicaciones que debía a la opinión pública desde hace tiempo, estoy por asegurar que la personalidad, honradez y valores intelectuales del profesor de la Universidad Complutense han salido fortalecidos con los argumentos que tanto en fondo como en forma ha empleado para rebatir cuanto se ha propalado en contra de su persona y profesionalidad docente a través de algunos medios y desde las más altas instancias del Estado.
Monedero ha entregado a los medios de comunicación un dossier con la factura de los 425.000 euros que le pagó en diciembre de 2013 el Banco del Alba. Ha aportado además un informe fiscal realizado por un despacho de abogados, que concluye que el resultado de las dos opciones de tributar (por IRPF o por el impuesto de sociedades) arrojan un resultado económico muy similar en el pago de impuestos. También consta en el dossier un estudio jurídico que asegura que estaba exento de solicitar la compatibilidad a la Universidad Complutense. Apeló a razones lógicas de confidencialidad para no entrar en las características de los trabajos realizados con lo Estados del Alba concurrentes en el contrato.
Si se me preguntara por una impresión a bote pronto sobre el resultado de la rueda de prensa de Juan Carlos Monedero, diría que estamos ante una personalidad humana generosa y un intelectual brillante que, además, tiene como máxima aspiración personal nada menos que la propuesta y el debate de ideas con la calle, en la que quiere estar y convivir para dar vida a un país más decente. Yo se lo agradezco de veras porque, después de cuanto se dijo sobre él en las últimas semanas, la política y el periodismo en este país dan mucho más asco que pena y necesitamos voces, talantes y talentos como el suyo.

Las explicaciones de Monedero

Arturo González

publico.es

Las explicaciones de Monedero, personaje que no me cae particularmente bien, han sido rotundas y meridianas. Nunca nadie, que yo recuerde, ha rendido cuentas con tal consistencia en toda la democracia. Ello debería bastar para dar por cancelado el asunto con victoria de Monedero por K.O. Pero, claro, la derecha, que ya es toda ultraderecha, no se dará por vencida ante la posibilidad de que se les cierre el último flanco de ataque al enemigo Podemos. No les parecen suficientes las facturas ni los informes universitarios presentados y querrán conocer el contenido (confidencial) de los trabajos realizados y del contrato firmado, también confidencial como en toda práctica bancaria, y no se molestarán en pedir al banco que levante la cláusula de confidencialidad y le entregue los trabajos, como les ha sugerido Monedero a los periodistas. No, es mejor seguir poniéndolo todo en cuestión, aunque la profesionalidad quede por los suelos.

Con ello consiguen que los ciudadanos duden y se afirmen en lo de “todos son iguales”, a fin de descalificar a Podemos. El muy lúcido y desgraciadamente ocasional comentarista de este blog apodado Rafaelle escribía esta mañana: Vengo de desayunar en el bar donde cotidianamente se provocan tertulias políticas con gente de “a pie”, y la idea es que “nos devuelvan lo que les hemos prestado”, “todos son lo mismo”, “Tsipras ha prometido lo que no podía cumplir”,…., y un largo etc..
De nada vale que les expliques que España no ES la clase trabajadora que esta sufriendo la crisis, que es un gobierno de títeres de la banca -el PP- quien ha prestado dinero a otro gobierno títere ND, para que los griegos -trabajadores- les paguen deudas sobrevenidas a los bancos alemanes,….y así. ESO no es lo que dice la televisión. La televisión dicta OPINIÓN y esa opinión es que Tsipras ha sido derrotado y que va a pasar por el aro.
Conclusión del pueblo llano: TODOS son lo mismo, yo no voto: “abstención pro-sistema”.
No importa que lleve menos de un mes y que el problema lo hayan causado los malditos liberales y su totalitarismo económico. NO, hay que ahogar a la criatura antes que nazca.
Los que estáis TAN ilusionados con la estela de Podemos, debéis medir con atención los vaivenes en la opinión pública, yo siempre utilizo ese bar como antena de captación de la opinión, por la enorme “pluralidad” de gentes que van ahí. Desde un gitano franquista, que ya tiene guasa, hasta moderados sociatas, y sobre todo gentes del pueblo llano.
Hoy lo que he visto y oído, es que se ha relacionado a Podemos íntimamente con Tsipras y que su “fracaso” va a “arrastrar” sus expectativas. ¿ Pero esto lo sabía Syryza, y “supongo” lo tenía que haber tenido en cuenta?

Y con seguridad es tristemente cierto. La capacidad de recelo y destrucción de muchísimos españoles se regodea en ello, creyéndose, además, juiciosos en sus opiniones, aunque de modo palmario la realidad les contradiga. Nadie es capaz de reconocer errores y empecinarse es otra característica.

Así consiguen, o intentan, que el crédito de Podemos se perjudique. Son y quedan integrados en el magma en el magma de la indecencia política que impera en el cotarro de los partidos convencionales. No aceptarán las explicaciones de Monedero diga lo que diga, seguirán rastreando, y conseguirán que las posibilidades electorales de Podemos se frenen o disminuyan. Da igual el precio.

Frente a esto existe la obligación de no permitir este fraude y contar la realidad como es para que llegue a todos los ciudadanos no contaminados por la calumnia permanente. Yo, desde mi mínima parcelita, así lo hago. Escribí que Monedero debía dar explicaciones, las ha dado, han sido convincentes y es necesario reconocerlo y hacer saber los hechos, sin obcecaciones ni asunciones sectarias, que tanto Monedero como Podemos no son como los otros. Nos decepcionen o no en un futuro próximo, de momento merecen toda la confianza de quienes estén por el cambio que nos convierta en un país políticamente habitable. Claro que, a lo mejor, yo me he convertido en un fanático.

Otras visiones, otras lecturas: Carta a los amigos y amigas de Podemos

    Saludos a todas las amigas y amigos de Podemos, a toda la gente que confía en el cambio en España.
    Ha sido un mes muy intenso que todos y todas habéis vivido y sufrido con nosotros y en especial conmigo. Me decía un abuelo que ha peleado mucho durante toda su vida que no recuerda durante toda la transición tantas ganas de acabar con una formación política. El régimen ha creído que podía acabar con Podemos intentando acabar con mi persona y ha dirigido todas sus baterías contra mí. Pero en verdad yo no soy tan importante. La fuerza de sus ataques habla de vuestra fuerza y el miedo que les habéis creado.
    Tengo que daros las gracias a todos los que habéis confiado y también muchas disculpas a los que os han faltado argumentos durante este mes. Ha sido demasiado tiempo.
    En Podemos no somos profesionales de la política y yo también, en algún momento, me he quedado sin palabras ante la intensidad de las mentiras y la virulencia de los ataques. He necesitado tiempo para preguntarme qué había cambiado en mi vida en apenas un año para que de pronto una persona sin ningún cargo público, alguien que no es diputado, senador, alcalde o Ministro, que tampoco se ha propuesto para ningún cargo en las elecciones, se puede convertir en el centro de la información de todo un país.
    He tenido que entender que todo esto no era nada conmigo. Yo no soy tan importante. Los ataques contra mí eran ataques contra algo que ha puesto muy nerviosos a los poderosos de nuestro país. Y lo único que ha cambiado políticamente en mi vida en el último año se llama Podemos.
    La única salida de los partidos del régimen es intentar colocar un discurso: todos somos iguales.
 Pero es mentira. Ojalá se persigan los delitos verdaderos en España, ojalá se persigan la corrupción como han demostrado ser capaces de perseguir a los opositores.

    Parece cada vez más claro que el partido de gobierno pone las instituciones a trabajar en su beneficio. El Ministro Montoroamenaza a un ciudadano, y la Vicepresidenta del Gobierno, la que no hablaba de personas concretas , hasta dos veces se ocupa de mi persona en la rueda de prensa después del Consejo de Ministros. De alguien que no es nadie. Sólo, según ellos, una amenaza para los privilegios que han conseguido a costa de los derechos de la mayoría.
    Un diario importante saca en primera página que había falseado mi currículum y cuando todo lo que ahí decían se demuestra que es mentira, no sacan el desmentido ni piden disculpas. Después de decir en primera página que un profesor de universidad había falseado su currículum.
    Otro diario importante dice que me han ingresado cifras enormes de dinero, pero no dicen ni dónde ni cuándo ni en qué cuenta. Pero es primera página.
    O dicen que no he pagado impuestos cuando he abierto una empresa en España y he declarado impuestos apenas unas semanas después, dejando claro que aquí no hay ocultación de ningún tipo.
    No les importa que ganemos dinero. Eso no es ningún problema. Lo que les preocupa es en qué nos lo gastamos. Y en mi caso, el dinero que he ganado a través de mi empresa me lo he gastado en un proyecto de comunicación. No en un jaguar ni en un palacio en Pedralbes. La Tuerka es un proyecto que emitía un día a la semana en un garaje de Vallecas y que hemos sido capaces de emitirlo todos los días y que un equipo de gente joven que daba lo mejor de sí de manera voluntaria puede ahora enfrentar su proyecto de manera digna. Y eso a los poderosos no les gusta, no pueden soportarlo.
    Han seguido mintiendo. He repetido que la fiscalidad de mi empresa es correcta, legal y legítima. Pero daba lo mismo. Necesitan decir que somos iguales que ellos.
    Mi declaración voluntaria complementaria no tiene detrás que antes hiciera nada ilegal, sino hacer la declaración que evitara cualquier discusión con hacienda evitando la confrontación con un Ministro, que también debiera ser el mío, pero que se comporta como una persona al servicio de la casta.
    Han querido ganar en los medios de comunicación lo que no son capaces de ganar en las urnas.
    Me han acusado de cualquier barbaridad con un solo fin: que me vaya ¿qué me vaya de dónde? No soy Ministro, alcalde, diputado ni candidato a nada. Mi única tarea es coordinar el programa de Podemos. Si de lo que se trata es de que deje de ser Juan Carlos Monedero, me temo que en eso no voy a poder satisfacerles.
    Algunos pretenden igualmente que renuncie a mi relación con América Latina. Es un error. La principal ventaja que tiene España respecto del resto de Europa es que tenemos un continente que habla nuestra lengua y forma parte de nuestra historia. Renunciar a ello es condenarnos a ser la esquina de Europa. Es un continente hermano, en toda su pluralidad y contradicciones, y así, como un continente hermano lo siento.
    He cometido errores. Claro. Somos humanos. Pero no de los que nos acusan. El principal error es no haberos dado explicaciones antes. He tenido que esperar a tener todos los papeles que prometí enseñar. Y también que recuperar papeles de hace 20 años, porque me han acusado de cosas que supuestamente hice o no hice hace 20 años. He tenido que terminar el curso, corregir exámenes y demás tareas de mi trabajo. Y entender qué estaba ocurriendo porque no me reconocía en ninguna de las portadas y de las informaciones sobre una persona que me parecía ajena a quien yo soy.
    No soy ni quiero ser un profesional de la política. Aún menos de la vieja política donde el éxito se   mide por tu capacidad de acuchillar a cualquier adversario. He aprendido algo con mucha fuerza este mes: ni portadas ni gobiernos mafiosos ni el miedo del régimen van a amordazarme. Sé que viene un año muy duro para todos los que queremos cambiar las cosas. Con tantas amenazas no podemos permitirnos el lujo de cometer ningún error. Por eso os pido una vez más disculpas por no haber sido capaz de poder responder antes ante vosotras y vosotros.
    La marcha del cambio del 31 de enero me ha enseñado muchas cosas importantes: nos habéis demostrado que sabéis que los ataques no son a nosotros, sino a todos; golpean en nuestro rostro, pero van dirigidos a toda la gente que quiere cambiar. Pueden intentar asustarnos a nosotros, pero no pueden asustar a todo un pueblo.
El cambio ya ha empezado. Y todas y todos hacemos mucha falta.
Nos vemos en las calles.

Seguir leyendo

Publicado en artículo, Juan Carlos Monedero, podemos, video | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Falciani contra la corrupción, la jauría contra Monedero. Es demasiado hartazgo, demasiada dignidad pisoteada. Demasiados ataques a la inteligencia y al concepto más elemental de justicia

 

Monedero no necesita la política para vivir. Nos vamos a equivocar si vamos buscando príncipes azules en lugar de buscar gente “normal” con intenciones positivas, sin miedo y con las ideas muy claras: de esos que también se equivocan, pero que no dejan de ser una suerte para el resto.

Paco Bello | Iniciativa Debate | 07/02/2015

Hay quien va buscando por los medios, más por joder que otra cosa, a ese príncipe azul o a esa doncella sin mácula que represente todas esas presuntas virtudes que él o ella nunca han tenido. A la más mínima sospecha de mancha, o al más mínimo comportamiento que lo aparte de esa idílica virtud, el zapato de cristal se les convierte en un boniato y la carroza en un mierda como un piano.

Lo mejor de todo esto es que la mayor parte de esa gente que ahora busca la perfección de una deidad por inventar en simples mortales, es la misma que alguna vez, o siempre, ha tratado con inmerecido respeto, incluso con su voto, a aquellos que ya habían demostrado sobradamente ser estafadores de pedigrí.

Ahora resulta que estos de Podemos son igual que el resto… claro, claro. Pero no, aunque eso quisierais para poder hacer negocios juntos e invitarlos a la cueva de los ladrones. Y como saben que no, no les dedican el mismo trato. Por eso el ministerio de Montoro no oculta ciertas declaraciones como sí hace con la de sus socios, y Soraya sí opina cuando con otros siempre se escuda en la responsabilidad y el respeto a las instituciones. Por eso hay panfletos allegados al poder que dedican portadas a un currículo y otros que comparan el salario de Jesús María Montero (candidato electo en Madrid por los afiliados de Podemos) con el de Mariano Rajoy para poder llamarle casta. La diferencia es que uno es profesor y cobra lo que está estipulado, y el otro no cobra eso que dicen que cobra, sino infinitamente más (que comparen los ingresos de los últimos 10 años de uno y otro).

¿Han corrido demasiado en Podemos? Sí, sin duda, pero tampoco había opción. ¿Son perfectos? No, pero yo no conozco (afortunadamente) a nadie que lo sea. ¿Quieren hacerse ricos con la política? Claro que no. Algunos podían haber vivido muy bien de ella desde hace muchos años, y robar a manos llenas, como la mayoría. ¿Han cometido errores? Sí, algunos, y más que cometerán. Pero ya los juzgaremos cuando gobiernen, porque el resto ya sabemos seguro que más que cometer errores, nos amargarán la vida voluntariamente.

Y es que lo que no se puede hacer es medir a todo el mundo por el mismo rasero. Especialmente cuando si han existido irregularidades, han sido previas a su participación en política. A Juan Carlos Monedero, por ejemplo, se le está juzgando como si ocupara un cargo institucional, cuando esa cuestión que se dirime ahora es previa a la existencia de Podemos. Pero lo más importante de todo esto es, más allá de si un particular ha tributado correctamente o no (porque no hay ningún fraude punible), entender en este caso para qué quería ese dinero.

¿Lo quería como Ana Mato para vivir su mejor momento del día cuando vistan a sus hijos? ¿Lo quería para cambiar cada día de modelo de alta costura? ¿Para viajar en un coche con chófer? ¿Para guardarlo en Suiza? (que por cierto, es algo que él sí podía haber hecho de forma legal y sin pagar un duro en España). Pues no lo parece. Parece que quería gastar el dinero en ayudar a cambiar este país. Y es que quizá se nos olvida que, desgraciadamente, sin dinero no hay manera de cambiar nada. Y una cosa más: si el dinero viene de Venezuela para financiar la “revolución” (cosas que se oyen por ahí), la verdad es que los bolivarianos han sido muy roñosos, porque con eso no solo no da para cambiar un país, sino que se quedaría justo hasta para ganar una alcaldía mediana.

Seguro que hay cosas mejorables, pero si nos ponemos a convertir la paja de los nuestros en la viga ajena, al final los únicos que vamos a salir perdiendo somos nosotros mismos, porque Monedero, por ejemplo, no necesita la política para vivir (y hacerlo mucho mejor y más tranquilo). Nos vamos a equivocar si vamos buscando príncipes azules en lugar de buscar gente “normal” con intenciones positivas, sin miedo y con las ideas muy claras: de esos que también se equivocan, pero que no dejan de ser una suerte para el resto.

Rosa María Artal

eldiario.es

La publicación de la lista Falciani de irregularidades fiscales de altos vuelos ha sorprendido a los notables del país (políticos y prensa tradicional) en plena campaña contra Monedero, el mentor de Podemos. Los manejos desvelados de la filial suiza del banco británico HSBC para con sus clientes selectos (más de 100.000; entre ellos, 4.000 relacionados con España) constituyen un escándalo de dimensiones descomunales. Porque, entre los casos presentados, hay algunos en los que la propia entidad bancaria asesora cómo ocultar patrimonio en paraísos fiscales. Y sin mirarle la cara al dinero: en la lista lo hay procedente del narcotráfico y hasta del terrorismo.

Poco a poco la trascendencia de la noticia despereza a los medios que tienden a no hablar cuando la noticia la han generado medios ajenos. Otros han decidido que el #SwissLeaks no va con ellos, o va muy poco, sobre todo si tienen a mano a Juan Carlos Monedero o a cualquiera de Podemos. Esa coincidencia hace más flagrante comprobar a qué se dedican muchos periodistas. O políticos. Aquí tenemos a la muy valorada vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría culpando a Monedero poco menos que del   deterioro de la sanidad y la educación porque tardó en hacer una complementaria de 200.000 euros. Aguardamos sus palabras para saber en qué cuantifica el destrozo que se podía haber paliado con el cobro a tiempo de los impuestos de los 2.000 millones de Emilio Botín ocultos a través del HSBC. Y lo impagado de cada uno de los que se irán sabiendo.

Siguen empecinados con esas portadas que acusan a Monedero de cobrar 35.000 euros de Venezuela o similares, cuando no se emplean en contar el material antidisturbios que el Gobierno español vende a “los bolivarianos” para que sacudan a la disidencia, en los que se incluye hasta cianuro. Informando se apartarían del objetivo: la maquinaria trata –con cierto éxito, al parecer– de afianzar la creencia de que todos son tan ladrones como ellos y no hay nada mejor que seguir como estamos.

El profesor que gestó Podemos ha ganado dinero. No tuvo la previsión de irse a vivir a un cajero automático como se exige a la gente de izquierdas para que luchen contra las desigualdades. Es cierto que las sociedades pantalla para eludir o gestionar impuestos no son muy airosas, pero a ellas aboca la legislación española para solventar auténticas arbitrariedades. En Suiza disponen no ya de pantallas, sino de todo el sistema solar. Hemos dejado que nos montaran un mundo muy corrompido.

Lo realmente dramático es volver a toparse con la realidad de una población, la española, con graves defectos estructurales. Ver cómo le cuelan una y otra vez lo que prebostes del sistema corrupto quieren inocularles. La desmesura desplegada contra Juan Carlos Monedero queda fuera de toda objetividad. Una cosa es la búsqueda de respuestas, la necesaria crítica, y otra esta carnicería.

Estamos hablando de un país saqueado en sus arcas públicas, en sus derechos y en las más elementales normas de la decencia. Según los técnicos de Hacienda, más del 70% de la evasión fiscal la practican las grandes empresas. El 94% de las sociedades del IBEX se alojan en paraísos fiscales, en acelerado y espectacular aumento al que ni de lejos se le pone freno. El ministerio que regenta Cristóbal Montoro se marcó una amnistía fiscal por la que los impuestos les salieron casi gratis a una cuadrilla de delincuentes que tuvieron a bien regularizar sus cuentas sin costo penal alguno.

Lo robado a saco de las arcas públicas en los múltiples casos de corrupción que nos anegan se cuantificó –según cifras muy cándidas– en 40.000 millones anuales. Hervé Falciani ha declarado que perdemos cada año en evasión fiscal el equivalente a la totalidad de la deuda. Y aún no salimos de una Gürtel cuando nos nace una Púnica, unos ERE o cualquier herencia en Andorra, con este remate en las montañas suizas que corona la supina desvergüenza. Y ni dios devuelve lo sustraído.

Y en este escenario, ¿las cuentas de Juan Carlos Monedero y su regularización fiscal son para tener la repercusión que están teniendo? Recordemos que siguen abriendo portadas de diarios de referencia y de los otros y copan las programaciones y las conversaciones. No hay vez que se conecte con un debate y no aparezcan ejemplares de una jauría, en la que se reconocen notables sustentadores de corruptos acreditados, vociferar contra Monedero o Podemos. Monedero suscita declaraciones tan desorbitadas y ridículas como estas (de políticos de partidos pringados) que le comparan con Bárcenas. O la flagrantedesigualdad de trato por parte de los poderes del Estado.

Ha calado la idea de que los ricos, “la gente bien”, pueden defraudar impuestos por derecho. Es lo natural. El conservadurismo español que tenemos al mando ni se lo cuestiona, según los indicios. La clave está en ese sector de la sociedad española que en el fondo se siente muy cómodo con la bota en el cuello: le evita el problema de pensar. Ese que se deja llevar del ronzal o que camina obediente en manada cuando los guardianes le conducen al establo o al matadero. Algunos ni son conscientes de ello.

De antiguo se ha hablado de la envidia como uno de los peores defectos de los españoles, uno de sus “pecados capitales”. Las cabezas visibles de Podemos son profesores y visten en Alcampo, los ven como sus iguales. Y los iguales no pueden destacar. Han saltado también a dentelladas como los perros que les acotan. “Faltaba más, con lo que presumían”, es el principal argumento.

Otro sector, alimentado en la puerilidad, se desencanta al comprobar que las personas y las organizaciones no son inmaculadas. Y pasa del blanco al negro, del bien al mal rotundo, del siempre al jamás, y odia quien amaba con los mismos escasos indicios en ambos casos. El maniqueísmo propio de las sociedades inmaduras. La vida, quizás, es gris, algunas veces.

Otro cierra los ojos, por rechazo, sin prestar la imprescindible vigilancia al funcionamiento de todo partido o asociación.

Para alguien que siga la actualidad a diario, la realidad española muestra interminables evidencias de disfunción grave. Lo olvidamos en la aceleración de los días, pero es atroz. Nos encontramos con gente tendida en los pasillos de los hospitales, enfermos en peligro de muerte a los que no se suministran medicinas “porque son caras”, personas que no pueden encender la calefacción ni en la ola de frío, carreteras cortadas y pueblos aislados por la nieve durante días cuyos responsables no sufren los rigores mediáticos como sucedió con otros Gobiernos.

El espectacular saqueo de Caja Madrid/Bankia, convertido en un virreinato a expurgar. Y que sigue dejándonos en herencia deudas. Las noticias a encadenar que nos contaba el domingo InfoLibre: la gran banca gana un 27% más en 2014, casi 10.000 millones, mientras que el Banco de España admite malas prácticas en el 70% de las reclamaciones de los usuarios. Cómo, entretanto, nos han dado un sablazo antológico en el precio de los servicios públicos. El goteo del incesante crecimiento de la desigualdad que pagaremos durante décadas.

Y, además, la cadena perpetua que desde este martes se dispone a manchar de ignominia nuestro ordenamiento jurídico. Esas extrañas coincidencias que suceden con los litigios en este país: el juez que condena a Bárcenas por vulnerar el derecho a la intimidad de Cospedal tiene tal grado de amistad con ella que asistió a su boda. El escándalo de manipulación de la televisión pública nacional, llegando al punto de construir una redacción paralela para las elecciones. Una Aguirre que se planta en Antena 3 a decirles de qué no deben informar bajo amenaza de llamar al dueño, que también “es amigo suyo”, refriéndose al ahora fallecido José Manuel Lara y a Podemos. Y todo se traga como si nada. Esto es lo que tratan, con golpes bajos, de mantener.

Al paso que vamos se van a quedar. Revalidando estas políticas y gestos. Con sus corrupciones, sus cuentas en Suiza, sus hirientes burlas, sus pactos. Aunque no todo está perdido. Existe un Poder Ciudadano que ha emergido ya. Por el camino que tome, continuará avanzando. Es demasiado hartazgo, demasiada dignidad pisoteada. Demasiados ataques a la inteligencia y al concepto más elemental de justicia. Tarde o temprano operará cambios y lo saben. ¿Por qué, si no, semejante campaña? Con tal encono, todos a una. ¿Hay quien piense que es en interés de la sociedad?

Falciani, Monedero y la prensa española

Rosa María Artal

Hoy ha comenzado a hacerse pública una investigación internacional sobre las maniobras fiscales de más de 100.000 clientes de la filial suiza del banco HSBC. Lo que se conoce como la lista Falciani, el informático que destapó el caso hace ya más de 7 años. 4.000 personas relacionadas con España están en esos manejos de muy altos vuelos. En cabeza, la familia Botín. Saldrán muchos más.  Entre ellos unos 600 políticos como mínimo. Montoro, el ministro de Hacienda, la conoce y no ha dado datos. En cambio, se están “filtrando” los de Juan Carlos Monedero, mentor de Podemos.

Y es el tema que hoy sigue ocupando a buena parte de la prensa, que da un tono informativo menor al enorme trabajo de  investigación  sobre la evasión fiscal internacional, coordinada por Le Monde y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), que en España publican El Confidencial y La Sexta.

Seguir leyendo

Publicado en artículo, Juan Carlos Monedero, podemos, video | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

No al linchamiento de Juan Carlos Monedero. El miedo los está volviendo violentos y peligrosos, muy peligrosos

Me produce verdadero bochorno el espectáculo que le estamos brindando al resto del mundo. Una dinastía de ladrones hijos de ladrones, que durante decenios y generaciones se han hinchado de robarnos a manos llenas, intentando meter en el mismo saco sus fechorías y la irregularidad fiscal de un profesor universitario quien, probablemente por estar mal asesorado, no acertó con la manera exacta de tributar un dinero ganado durante varios años fuera de España.

Juan Tortosa

Público.es

Lo veo tan burdo todo que no doy crédito. Puede que Juan Carlos Monedero intuyera el linchamiento al que lo están sometiendo, puede que supiera a lo que se arriesgaba cuando parió “Podemos” y que no le extrañe nada de lo que le está sucediendo, pero yo estoy directamente escandalizado.

Me produce verdadero bochorno el espectáculo que le estamos brindando al resto del mundo. Una dinastía de ladrones hijos de ladrones, que durante decenios y generaciones se han hinchado de robarnos a manos llenas, intentando meter en el mismo saco sus fechorías y la irregularidad fiscal de un profesor universitario quien, probablemente por estar mal asesorado, no acertó con la manera exacta de tributar un dinero ganado durante varios años fuera de España.

Me preocupa mucho la saña con la que intentan hacer trizas a Juan Carlos Monedero, claro que sí. Pero mucho más me preocupa el trasfondo. Lo que son capaces de llegar a hacer los poderosos cuando intuyen que su impunidad y su barra libre pueden correr peligro.

Media docena de profesores universitarios dan con la tecla y ponen hace un año el dedo en una llaga por la que nos estábamos desangrando. Encuentran, como nadie lo había hecho hasta entonces, la manera de dejar en evidencia a la sarta de mentirosos que estaban llevando nuestras vidas al precipicio. Son modestos profesores universitarios, sí. pero valientes. Convencidos que hay momentos en la vida donde hay que dar un paso adelante. Y lo dan. Otros muchos pudieron o pudimos haberlo dado. Pero no lo hicimos. Fueron ellos.

Con su osadía consiguen remover las estructuras del país hasta extremos inimaginables incluso para ellos mismos. Y desde entonces, esto es la guerra. Una guerra en la que, una de las cosas que más llama la atención, es la carencia de toda sutileza por parte de los dueños de los cañones, que desde el minuto uno tiran a dar. Directos a la yugular, a pecho descubierto y sin disimulo alguno.

Mas hete aquí que tanto descaro, despreciando la inteligencia del ciudadano medio, acaba redundando ¡oh, sorpresa! en un aumento de las simpatías hacia los vituperados. Habrá, pues, que aumentar la dosis de vileza. Los mangantes de toda la vida no tienen problema para eso: cuentan con suficientes resortes, dineros, paniaguados y estómagos agradecidos como para ir soltando cargas de profundidad cada vez más dañinas: directos al mentón, al hígado y a la entrepierna de estos incautos intelectuales. Sin piedad alguna.

Por tierra, mar y aire comienza un bombardeo cuyos objetivos principales son las tres personas que la noche del 25 de mayo aparecieron en las teles de todo el mundo camino del lugar donde iban a celebrar una victoria que nadie esperaba: cinco diputados al parlamento europeo gracias a un millón doscientos mil votos conseguidos por la formación que habían impulsado apenas cuatro meses antes. Desde entonces no han dejado de darles hasta en el carnet de identidad, para estupor de los corresponsales extranjeros que no saben cómo explicar en sus periódicos internacionales la caza al hombre decretada en un país presuntamente democrático cuyos dirigentes no parecen tener reparo en resucitar viejos fantasmas cainitas.

A la misma vicepresidenta del gobierno que se negó siempre a hablar de los problemas del partido popular en las ruedas de prensa del consejo de ministros porque, no era un asunto del gobierno, le ha faltado tiempo para demonizar a Monedero, citando su nombre con todas sus letras, y magnificar una cuestión que ella misma sabe que es menor frente a su larga lista de clamorosos silencios por asuntos verdaderamente graves.

Al mismo ministro de Hacienda que obvió asuntos como el de Urdangarín, Bárcenas, Blesa, Rato o la broma aquella de los carnets de identidad de Cristina de Borbón le ha faltado tiempo para airear la existencia de una inspección a un ciudadano cuya única responsabilidad, muy probablmente, es haber estado mal asesorado.

Al socaire de esta caza al hombre, palmeros de prensa, radio y televisión, machacan uno tras otro a estos osados promotores del terremoto político más serio que ha sacudido el país en los últimos cuarenta años. Nunca existió tanta unanimidad en la animadversión como la proyectada hacia este grupo de intelectuales metidos a políticos que transmiten una gran convicción en sus capacidades para obtener el respaldo suficiente que les permita cambiar este país. En su columna de este sábado en “La Vanguardia”, Gregorio Morán afirma que salimos “a una media de seis artículos diarios contra Podemos, repartidos entre catedráticos con pretensiones, plumillas avezados, vejestorios egregios y funcionarios varios“. Algunos de ellos, añadiría yo, insignes pelotas suyos no hace mucho y que, fieles a su miserable condición, no se privan de hacer leña apenas sospechan que el árbol al que adulaban puede acabar siendo derribado.

No sé si conseguirán acabar políticamente con Monedero, cosa que personalmente lamentaría muchísimo porque todo este episodio me parece innjusto, desproporcionado y vergonzoso por la imagen de país que proyectamos hacia el exterior. Pero lo que sí sé es que no van a parar. El miedo los está volviendo violentos y peligrosos, muy peligrosos.

No hay que caer en sus trampas, y la que ahora han puesto en marcha para ganar minutos y batallitas es conseguir centrar y monopolizar el debate en las presuntas irregularidades de las personas de Podemos, obligándoles así a defenderse permanentemente, lo que roba un tiempo precioso a lo sustancial: las denuncias de las fechorias del gobierno, los bancos, la troika, el aumento de la injusticia y la pobreza… El mundo derrumbándose y nosotros hablando de mariconadas.

J.T.

Monedero afirma que tiene en sus cuentas bancarias 205.769 euros

eldiario.es

  • El número tres de Podemos envía a los periodistas sus extractos bancarios para desmentir la información de El Mundo que asegura que tiene 700.000 euros.
  • El dirigente de Podemos ha solicitado los datos a su entidad financiera esta mañana después de la publicación.

Seguir leyendo

Publicado en artículo, Juan Carlos Monedero, podemos, video | Etiquetado , , , , , , , , , , | 2 comentarios

El hostil ninguneo de la prensa española a Podemos contrasta con la sorpresa internacional de su éxito (31-E)

Claro que se pueden hacer muchas cosas cuando se piensa en las personas y no en un sector privilegiado. Los que se creen “bienpensantes” están tan enfadados que rezuman bilis, intransigencia y mentiras. Son las que tienen dentro y les corroen.  Allá ellos.

Fui porque me gusta ver las cosas con mis propios ojos -si puedo- y salí con una inyección de ciudadanía y esperanza. “Podemos” es susceptible de fallar, como todos, y tener errores -dudo que tanto como quienes ahora nos gobiernan y quienes les apoyan- pero en lo que realmente confío es en esa gente harta, sin miedo, firme, dispuesta a construir que coreaba el “Sí, se puede”.

 

 

espía en el congreso

Mientras Mariano Rajoy y el Partido Popular (PP) apenas conseguían reunir a 200 personas en Barcelona y Pedro Sánchez y el PSOE a 300 en Valencia, el grupo de 7 profesores que constituyen la cúpula de Podemos pudo llenar la Puerta del Sol y aledaños e incluso alargar la asistencia hasta la Plaza de Cibeles (Madrid). Unos 300.000 ciudadanos acudieron a su llamamiento a la “Marcha por el Cambio” del 31-E, mientras la Delegación del Gobierno del PP rebajaba la asistencia a 100.000 personas. Al igual que la disparidad de cifras, el tratamiento informativo fue diferente dentro y fuera de España: la prensa internacional recoge de forma unánime el éxito de la movilización ciudadana, mientras que la prensa española de papel coincide en su óptica, que oscila entre el ninguneo y la hostilidad. Un ramillete de noticias de medios de comunicación de todo el mundo puede ayudar a visualizar este contraste:

El País el mundo
La Razón Abc
BBC Le Figaro
Russia Today Dagens Nyheter (Suecia)
Clarín (Argentina) Publico (Portugal)
Le Monde Ta Nea (Grecia)
Der Spiegel (Alemania) Reppublica (Italia)
The independent (GB) El Universal (México)

 

Sí se puede

Rosa María Artal

 

Desde la parada del metro que conduce a la Puerta del Sol (rebautizada Vodafone por el PP de Madrid) una sabe las dimensiones previsibles de la manifestación a la que se dirige. No se podía ya ni acceder al andén y exigía espera. Tomando a la brava el vagón, los apretones llegaron a crujir algún hueso. Un precioso niño, en brazos de su padre, tiene miedo del tumulto. Quiere volver a casa. Papá le dice que hay que ir a la manifestación. Y me meto donde no  me llaman y tranquilizo al niño. Con éxito.

podemos.banco

Emergemos a la superficie en Cibeles. La estación de Banco, Banco de España, que desde luego no ha cambiado de nombre el PP de Madrid. Hay auténticas multitudes. Con alegría y firmeza. El “Sí se puede” sale hondo y denso, apagando todos los murmullos. Y se repite una y otra vez.

podemos.esquina

No se puede dar un paso. Probamos por las calles aledañas. También están llenas de gente pero se circula mejor.

podemos.calle

Hay policía, aunque no interviene. Cuentan que el PP de Madrid se ha enfadado con Cifuentes, la delegada del gobierno, por su tibieza. Los demócratas de toda la vida frente a intereses electorales.

podemos.cinta

podemos.morado

Sol se abre en morado. En sonrisas. En emoción. Dice Rajoy, la alegría de la huerta, que los de Podemos son unos tristes que él ve otra realidad. Bueno, no lo expresa así. No dice que es sólo lo que él ve.  El gran Manel Fontdevila lo resume así en eldiario.es:

fontdevila.avestruces

La BBC abre telediario con Podemos y TVE con el tiempo. Ellos están acostumbrados al mal tiempo, nosotros a la manipulación

podemos.bbc

Y otros…

podemos.mani.internnal

podemos.cnn

Fui porque me gusta ver las cosas con mis propios ojos -si puedo- y salí con una inyección de ciudadanía y esperanza. “Podemos” es susceptible de fallar, como todos, y tener errores -dudo que tanto como quienes ahora nos gobiernan y quienes les apoyan- pero en lo que realmente confío es en esa gente harta, sin miedo, firme, dispuesta a construir que coreaba el “Sí, se puede”. Claro que se pueden hacer muchas cosas cuando se piensa en las personas y no en un sector privilegiado. Los que se creen “bienpensantes” están tan enfadados que rezuman bilis, intransigencia y mentiras. Son las que tienen dentro y les corroen.  Allá ellos.

Y por cierto, esto suena de otra manera:

Publicado en artículo, Pablo Iglesias, podemos, video | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Anguita: “La historia le ha dado a Pablo Iglesias una oportunidad. Y ahí tenemos que estar todos, somos como un cuerpo de ejército que tiene que ir con la vanguardia”

Julio Anguita

los que estamos cerca de Podemos en la atmósfera que ha creado, estamos intentando construir ese partido orgánico, que es lo que Cayo no entiende. No es Podemos como organización, es algo más. Y ahí tenemos que estar todos, somos como un cuerpo de ejército que tiene que ir con la vanguardia, sabiendo que tiene que cuidar esta vanguardia, que tiene que ocupar su puesto algunas veces, que tiene que criticarla, que tiene que apoyarla. ¿Por qué? Porque la historia le ha dado a Pablo esa oportunidad. Por lo que sea. Esto no se presenta todos los días.

eldiario.es

Julio Anguita, ex coordinador general de IU y ex secretario general del PCE, dice lo que piensa. La distancia desde la que observa la política, fuera de los órganos de su partido, le convierten en un verso suelto de la izquierda española, de la que sigue siendo un referente para muchos.

Fundador del Frente Cívico, el exalcalde de Córdoba a quien se le bautizó como califa rojo, apoya a Alberto Garzón como candidato a la presidencia del Gobierno, crítica la participación de IU en el Gobierno de la Junta de Andalucía y defiende la construcción de un “partido orgánico” transformador con Podemos y aprovechar la oportunidad que ha abierto la irrupción del partido de Pablo Iglesias.

¿Qué evaluación hace de la actuación de IU en el Gobierno de la Junta?

En 2012, ya escribí un artículo titulado ‘Las lentejas de Esaú’, inspirado en el personaje bíblico, en el que daba mi opinión sobre el pacto. En IU existen dos almas, y una de ellas plantea que “con el PSOE frente a la derecha”. La pregunta que yo hacía es quién es derecha: el PP, sí. Pero no está solo. Hablo de políticas, y esa alma tiende a unirse al PSOE.

Cuando se consiguen los resultados electorales, existía la opción de dar al PSOE un acuerdo específico para la investidura a cambio de 3, 4, 5, 6, 7 medidas para los más necesitados. Pero existían varias amenazas: los sillones, la presión de los sindicatos, brutal, porque querían que el PSOE siguiera porque realmente se han beneficiado económicamente de la Junta; y [José Antonio] Griñán, quien amenazaba a IU con que si no entraba a gobernar, él no gobernaría, y ellos [IU] tendrían la culpa de que gobernara la derecha: la pinza. Y se arrugan. Y les cuesta decir: “Vale, que entre la derecha y, cuando gobierne la derecha, si quieren hacemos una moción de censura”.

Entraron en el Gobierno, y en el momento en que entraron, entraron por el aro. No solamente aplicaron la política de enseñanza y de retribuciones que venía del PP, sino que la parte alícuota de los recortes, también, y siguen todavía recortando. Cuando hay encontronazos, como la Corrala, no es porque la presidenta no estuviera con la Corrala, es porque sale a la calle a desautorizarlos y a cambiar el boletín oficial.

¿Cree que esa gestión perjudicó a IU?

No, pero ya estaba muy devaluada por los medios de comunicación. Lo último es que se dijo que se haría un referéndum para validar la gestión del Gobierno. Se habían planteado 18 leyes y se han aprobado 9, y el PSOE ya no iba a poder. Pero luego, ante la amenaza, han dicho que no hacen el referéndum. Como el Sahara, que al final no vamos. IU ha pagado la ingenuidad de creer que con el PSOE se pueden hacer políticas alternativas. Pero no. Lo que se puede hacer es gestión.

¿Quién es el responsable de la ruptura?

El PSOE. Ahora, hemos hecho el papel de tontos.

¿Influye la agenda de política nacional de Susana Díaz?

No lo sé. Estoy muy fuera ya de Madrid, no lo sé. A esta señora yo no la conozco, la leo, la sigo, me cuentan cosas… Esta señora es un símbolo de la cultura de la medianía sevillana: el Betis, la Virgen del Rocío y el sentido común. No hay más. Basta oírla hablar. Pero eso está muy enraizado en la cultura política andaluza.

Ella ha señalado a Alberto Garzón como el culpable. 

Hombre, más culpable soy yo. Yo he dicho que no desde el principio, he encabezado un manifiesto y el pobre Alberto ha defendido el pacto en público. Pero ¿qué implica? A por mí no van porque no me voy a presentar. Alberto, sí. Ese ha sido uno de los errores de Alberto, que cada vez que ha aparecido en los medios ha defendido el pacto. Y don Felipe González, no pierdan a Felipe González, que no da puntada sin hilo, es la máquina que sigue tramando. No descansará hasta que haya aquí la  grosse koalition.

¿Qué opina del papel de Cayo Lara?

Tiene una noción de estrategia política anclada en que nuestro horizonte político es pactar con el PSOE en las autonomías y que nuestro horizonte social es el sindicato CCOO. Justamente lo contrario a mí.

¿Es un lastre para Garzón?

Él no es un freno, pero no entiende. Es un clásico. Es el discurso del PCE del exterior en la dictadura, y no entiende estas cosas. Es honrado, buena persona, amigo mío, hace como si me escucha, pero no entiende.

Todo apunta a que la candidata de Podemos para las andaluzas será Teresa Rodríguez, ¿qué opina de ella?

No la conozco. Ha intentado hablar conmigo, pero no he querido para que no se me use políticamente en los conflictos internos de otro colectivo. Pero tiene un perfil que, si sabe moderarse, puede hacer daño al PSOE. Si sabe moderarse.

¿Qué perspectivas tiene para las andaluzas?

A Podemos le va ir bien ponga a quien ponga. Pero si Teresa Rodríguez se modera… Es que a mí no me gustan las estridencias. Y el PSOE cree que puede arrasar, pero yo creo que no.

Y Antonio Maíllo, el candidato de IU, ¿aguantará?

Va a ser difícil, muy difícil, porque para que Maíllo aguante tiene que hacer una catarsis, otra dirección en IU Andalucía. Es imposible con esa misma gente, es imposible. Maíllo se presentó con gran ingenuidad, porque creyó que era posible cambiar así buenamente a la honorable sociedad que estaba articulada en torno a los cargos públicos y a los intereses, como Willy Meyer [cabeza de lista de IU en las últimas europeas, dimitido], Diego Valderas [hasta ahora vicepresidente de la Junta], cargos provinciales, [José Manuel] Mariscal [secretario general del PCA], [José Luis] Centella [secretario general del PCE], los intereses… Y no, no. Lo que pasa es que el problema que tiene Alberto es que tiene el apoyo de Maíllo, pero también de Mariscal. Yo mismo le apoyo, pero soy impresentable, a mí no se me puede enseñar siquiera.

Garzón suele decir que estamos en un momento histórico y, aludiendo a Podemos, afirma que quien no quiera aprovecharlo comete una irresponsabilidad histórica.

Es verdad.

¿Cree que Podemos está siendo irresponsable?

Un poquito. También es verdad que Cayo Lara… Y que Juan Carlos Monedero se ha pasado metiendo el dedo… Y que ahora va a tener un problema Podemos con Juan Carlos. ¿Ha leído lo que dice hoy la prensa [sobre el currículum supuestamente exagerado de Monedero]? Este es el comienzo de lo que viene, con razón o sin ella. Cualquier cosa de este tipo, que es censurable… En todo caso, Podemos quiere probarse, ya tiene una primera prueba el 31 [la ‘Marcha del cambio’ en Madrid] y yo creo que le va a ir bien.

A mí me lo ha dicho Pablo: “Necesitamos cuadros comunistas”. No del PCE, “cuadros comunistas”. Sabe lo que dice. Y, claro, los que estamos cerca de Podemos en la atmósfera que ha creado, estamos intentando construir ese partido orgánico, que es lo que Cayo no entiende. No es Podemos como organización, es algo más. Y ahí tenemos que estar todos, somos como un cuerpo de ejército que tiene que ir con la vanguardia, sabiendo que tiene que cuidar esta vanguardia, que tiene que ocupar su puesto algunas veces, que tiene que criticarla, que tiene que apoyarla. ¿Por qué? Porque la historia le ha dado a Pablo esa oportunidad. Por lo que sea. Esto no se presenta todos los días.

¿Qué va a pasar en IU Madrid?

Me han dicho que el viernes van a disolver Madrid. Y asumir una deuda de tres millones de euros, que sumada a los 12, pues son 15. Bueno, todo se paga. Pero el problema es el escándalo y la repercusión que va a tener. Y aquí hay una amenaza que Madrid ha lanzado contra Andalucía: “Si tiramos de la manta, cuidado”.

¿Cree que sería una decisión correcta por parte de la dirección de IU?

Pero no solo eso. Es que con el tiempo que tenemos, y se puede hacer, hay que iniciar un proceso de reflexión y reconstitución. En 2008 ya escribí un documento que se llamaba ‘No hay tiempo para más dilaciones’, en el que planteaba la situación de IU, cambiar las direcciones, el discurso… Un papel que me aprobó la Conferencia Nacional del PCE y que ha ido a un cajón. Ellos reclaman opiniones, de mí y de otros, las aprueban, pero… Y eso ya me cabrea.

Publicado en artículo, Julio Anguita, Pablo Iglesias, ponencia, video | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario