CONFERENCIA ÉTICA Y POLÍTICA JULIO ANGUITA

Resolución para la Asamblea Constituyente del Frente Cívico- Somos Mayoría.

Hace un año la mayoría de l@s aquí presentes respondimos afirmativamente a la convocatoria de constituirnos en el germen de un movimiento ciudadano capaz de aunar, aglutinar y conjuntar los esfuerzos de la mayoría social. Pensábamos que solamente esa mayoría era capaz de afrontar y superar el profundo estado de postración económica, social, política y ética en el que el país está sumido.

Éramos conscientes de la magnitud de la empresa y de los esfuerzos de paciencia, comprensión y voluntad permanente de acercar, sumar y construir puentes necesarios para ello. Pero nos animaban la evidente situación de excepción en la que vivimos y también el convencimiento de que en virtud de esa excepcionalidad no cabía ni cabe el recurso al funcionamiento institucionalizado y normalizado de los mecanismos políticos contemplados en la Constitución. No estamos ante algo que pueda ser abordado únicamente desde la convocatoria electoral o desde acuerdos partidarios y sindicales. Solamente la ciudadanía, el pueblo soberano que retome para sí el poder y el ejercicio de esa soberanía que las leyes le atribuyen, tiene la capacidad y la fuerza para fundamentar un nuevo orden basado en la Justicia, la Democracia, la Economía supeditada a los DDHH y la Ética cívica como Cultura integral y alternativa. Un orden voluntariamente querido por ese contrapoder ciudadano que queremos ir construyendo conjuntamente con otros colectivos, cada día, cada hora.

El llamado Estado de Derecho, tal y como la realidad nos muestra cada día, no pasa de ser un lugar común, una referencia lingüística para el uso de discursos políticos o forenses. Las leyes se conculcan, los principios constitucionales se ignoran o se reforman al gusto del mercado y de los poderes al cual sirven, los Derechos Humanos se consideran como veleidades quiméricas que la “ciencia económica” no tolera y el futuro es simplemente una referencia temporal sin garantía alguna para jóvenes, desahuciados, parados y marginados. La Ética, marco indispensable para desarrollar la actividad social e informar sus valores, es otra referencia que los llamados a dar testimonio de la misma postergan, incumplen y olvidan en nombre de la eficacia y la rentabilidad financiera. Y el proyecto europeo que en un momento fue presentado como una especie de El Dorado, ha devenido en una construcción oligárquica y contraria a los intereses y necesidades de la mayoría. De aquél europeísmo edulcorado, sin nervio, sin fundamentos democráticos y sin contenidos constitutivos de un marco de relaciones económicas y sociales al servicio de la ciudadanía, se ha pasado a una Unión Europea puramente virtual en la que los intereses financieros dictan sus normas.

Hoy, como hace un año, el problema sigue estribando en la dificultad que surge cuando abordamos, en lo concreto, la ingente tarea de aportar nuestro esfuerzo para que el contrapoder cívico se vaya corporeizando y organizando. Y esa dificultad obedece a dos series de causas y razones: Unas que surgen de la precariedad, por no decir ausencia total, de medios e infraestructuras con las que comenzamos a funcionar y seguimos funcionando. Y la otra obedece a un cierto regusto en obsesionarse con las cuestiones organizativas, estatutarias y estáticas olvidando con notable frecuencia que nuestro Frente Cívico es, por encima de todo, una estructura en movimiento concebida para mejor organizar y potenciar los esfuerzos y acciones ciudadanas que vayan concienciando a quienes queremos incorporar para la acción cívica. Somos, básica, fundamental y esencialmente una propuesta programática que se organiza para la acción, la difusión y la incorporación de nuevos apoyos personales y colectivos a esa propuesta. Y esa característica que nos diferencia de cualquier partido político, sindicato o institución pública es la base de nuestra existencia. Por eso la acción, el contacto con los demás y la reflexión conjunta con ellos es el signo de identidad del Frente Cívico- Somos Mayoría. La organización, necesaria a todas luces, no es una cuestión previa, elaborada y pensada fuera de la acción y la movilización, es simplemente la adecuación permanente de nuestros efectivos, reales y potenciales, a las necesidades de construir con otros el contrapoder ciudadano capaz de cambiar las cosas.

Cuando aportamos nuestro esfuerzo, nuestro tiempo y ¿por qué no decirlo? nuestros esfuerzos pecuniarios también, éramos conscientes de que abordábamos un proyecto difícil, laborioso y necesitado de paciencia, comprensión y sin apriorismos propios de la cultura de la sospecha. A nadie se le pregunta de donde viene sino a donde quiere ir. Esa norma es básica, no sólo para conjuntarnos entre nosotros y también con otros en la participación de proyectos y propuestas concretas sino también para ir señalando que otras formas de convivir son posibles.

El reto que nos hemos propuesto es muy ambicioso: hacer de la mayoría objetiva, abigarrada, multiforme, plural y atomizada, una mayoría consciente de sí misma y de su fuerza organizada. Y ello solamente puede ser abordado desde la solución a problemas concretos, inmediatos, urgentes, inexcusables. Por eso nuestro programa y nuestras propuestas elaboradas con la mayor participación posible, constituyen una seña de identidad del Frente Cívico a la que no se puede renunciar sin adulterar el sentido que le dio origen. Queremos que las cosas cambien con tod@s nosotr@s, para tod@s nosotr@s y a través de tod@s nosotr@s; es decir con toda la mayoría.

No aspiramos a ser únicos ni tampoco imprescindibles, sería ir contra la realidad y el sentido común. Lo que debe caracterizarnos, además de lo expresado anteriormente, es nuestra voluntad de trabajar con todos aquellos colectivos, organizaciones, movimientos y propuestas que buscan cambiar este estado de cosas. Nuestra voluntad de constituirnos en una permanente predisposición a unir, sumar, potenciar y crecer debe ser consustancial con nuestra actividad personal y colectiva. Nuestra voluntad de constituirnos en una tejedora permanente de unidad no puede ser olvidada nunca. Somos un movimiento con vocación constante de consolidar la mayoría. El programa, la forma colectiva de elaborarlo, difundirlo, debatirlo y conseguir que se aplique es nuestro norte y guía. El programa, las propuestas, son los elementos con los que establecemos nuestras relaciones con los demás organizados y con toda la ciudadanía constitutiva de la mayoría. La asunción de estos principios en la práctica hace posible que las cuestiones organizativas se hagan fáciles, ligeras, abordables sin ninguna predisposición al burocratismo y a la pérdida estéril de tiempo. Cuando ya somos un movimiento constituido, respaldado por nuestra voluntad y conforme a la legalidad vigente, debemos dar por clausurada una época de altibajos, difícil, de interiorización acentuada en determinados momentos y en determinados territorios.

Dos vertientes de trabajo se abren ante nosotros; una, la defensiva para combatir tantos desmanes y abusos como nos tratan y tratarán de imponer- atención a las pensiones- con argumentos pseudo-científicos; y la otra, la propositiva, la programática que aborde los problemas más lacerantes de la ciudadanía. El paro, la renta básica o equivalente, el salario mínimo, la pensión mínima, los desahucios, el futuro de la juventud, etc. Especial atención y dedicación merecen dos asuntos vitales para el futuro de nuestra sociedad: la Deuda, su auditoría y el impago de la ilegítima junto con una moratoria que facilite el pago de la considerada conforme a derecho. El otro es la cuestión del euro y su incidencia en nuestra situación económica y social. El debate sobre la salida de España de la moneda única no es solamente una cuestión española sino que afecta también a muchos países. En el Frente Cívico debemos afrontar con decisión y voluntad didáctica esta cuestión, es clave y debe de formar parte de nuestra preocupación y dedicación permanentes.

Tengamos siempre presente la situación de la juventud y su necesidad de encontrar un referente colectivo que le explique, le aclare, le informe, le proponga, le anime a participar y le eleve su nivel de conciencia para conquistar y crear un futuro que en estos momentos no tiene.

Si en cada acción, alianza, movilización y elaboración de programa tenemos presente y permanentemente el objetivo que perseguimos, nuestra lucha y nuestra voluntad de ayudar a que surja ese contrapoder ciudadano que se constituye en la nueva legalidad, las cosas se verán más claras y más entendibles para la mayoría social.

El Frente Cívico Somos Mayoría que hoy ha nacido tiene la voluntad de ser la Casa Ciudadana de tod@s aquell@s que no se resignan a que sus hij@s carezcan de horizonte o que continúe esta situación insostenible. Igualmente mostramos nuestra predisposición a favorecer la unidad de acción y la coordinación de todos los movimientos y colectivos que en sus frentes específicos de lucha irán necesitando el creciente apoyo ciudadano. La coincidencia programática e identidad en los objetivos de la lucha y la movilización son las bases de la unidad y fortaleza de la mayoría. A partir de entonces el recurso a la rebelión que contempla el tercer considerando de la solemne Declaración de Derechos Humanos de 1948 y sus pasos previos, entre ellos la desobediencia civil, pacífica y organizada, pueden contemplarse como una necesidad y una opción sancionadas por el imperativo de la mayoría constituida como tal.

Desde Rivas Vacia Madrid un saludo y un aliento de esperanza a esa mayoría ciudadana.

Julio Anguita

Anuncios
Esta entrada fue publicada en comunicado, Conferencia y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s